Según un informe los planes de Israel de anexionar la Ribera Occidental podrían dañar el medio ambiente

Los planes de Israel de anexionar de los Territorios Palestinos Ocupados podrían dañar seriamente el medio ambiente, según un informe del Instituto Arava de Estudios Ambientales.

En ese sentido, la investigación de los expertos indica que los planes de Israel de anexar un 30 por ciento de Cisjordania Ocupada podría exacerbar los efectos perjudiciales del cambio climático, incluso amenazando los suministros estratégicos de agua de la región, poniendo en peligro la seguridad alimentaria de los palestinos y poniendo fin a una colaboración ambiental transfronteriza esencial.

En el informe se advierte a los políticos israelíes que pensaran en sus acciones, afirmando que “el cambio climático es un problema mundial transfronterizo con graves consecuencias para los recursos naturales y la justicia ambiental”.

El informe agrega que, “mientras el mundo y la región intentan recuperarse de una devastadora pandemia y se enfrentan a una amenaza existencial por el aumento de las temperaturas medias anuales del planeta, los líderes de Israel deben preguntarse si es el momento de intentar cumplir los sueños de una pequeña minoría de ciudadanos israelíes, ignorando las necesidades de la mayoría de los ciudadanos israelíes y de nuestros vecinos para un futuro con esperanza”.

Además, advirtieron que “Israel se enfrenta a una emigración masiva y una caída récord de la inmigración debido a Covid-19, poniendo en duda el deseo de Israel de tener una mayoría judía”.

Israel planea anexar 132 asentamientos en la ilegalmente ocupada Cisjordania y el Valle del Jordán.

A pesar de que la comunidad internacional ha condenado rotundamente la anexión israelí de Territorio Palestino Ocupado, EE.UU. ha estado en negociaciones sobre cómo seguir adelante con sus planes.

Desde que Israel anunció sus planes de anexión, la Autoridad Palestina cortó todos los acuerdos con el gobierno israelí.

El suministro de agua en Cisjordania está controlado por Israel, dejando a los palestinos enfrentarse a cortes de agua regulares.

Fuente: Monitor de Oriente