Riyad Al Malki: “Sólo sanciones internacionales detendrían planes de anexión de Israel”

La imposición de sanciones internacionales a Israel podría detener sus planes de anexión de Territorios Ocupados en Cisjordania, subrayó el ministro de Relaciones Exteriores de Palestina, Riyad Al Malki, a falta de un mes de que se cumpla la fecha establecida por los israelíes para el comienzo de la puesta en práctica de esas iniciativas.

“Si la comunidad internacional está preparada para imponer sanciones, Israel podría pensárselo dos veces, se crearía en ellos un debate interno y ello al menos podría retrasar los intentos de anexión”, señaló Al Malki en una rueda de prensa virtual con corresponsales de la ONU en Ginebra.

“Necesitamos un liderazgo fuerte por parte de la comunidad internacional, que muestre madurez y enseñe a Israel que no tiene inmunidad”, añadió.

Al Malki afirmó que la Autoridad Nacional Palestina ve movimientos en este sentido, por ejemplo en la reciente declaración de 25 gobiernos de la Unión Europea (todos menos Austria y Hungría) contra los planes israelíes.

El ministro subrayó que el Gobierno del presidente palestino, Mahmoud Abbas, considera los movimientos recientes de Israel como una “declaración de guerra que no sólo acaba con los Acuerdos de Oslo sino también contra la solución de dos Estados”.

Ante ello “tomaremos todas las medidas necesarias para proteger nuestros derechos y a nuestro pueblo”, en la que se coordinará una estrategia “con nuestros hermanos, aliados y amigos en el mundo”, subrayó Al Malki en alusión a actores como la Organización para la Cooperación Islámica y la Unión Europea.

El ministro insistió en que la anexión que Israel amenaza con poner en marcha el próximo 1 de julio, es consecuencia de los problemas políticos personales del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, “que los ve como la única forma de liberarse de las acusaciones de corrupción que afronta ante los tribunales”.

“Los palestinos estamos pagando un duro precio por los problemas internos de Israel y la falta de reacción de la comunidad internacional”, aseveró.

Ante esto, Al Malki subrayó que lo único que el Gobierno palestino puede ofrecer a Israel es “sentarse en la mesa de diálogo si retira su plan de anexión” y no establece condiciones previas.

También defendió que la Autoridad Nacional Palestina está “más que dispuesta a participar en una conferencia internacional de negociaciones” patrocinada por el Cuarteto para Oriente Medio (ONU, UE, EEUU y Rusia) para intentar afrontar la crisis política actual.

En ese sentido, añadió que Estados Unidos no puede ser aceptado como el único mediador entre palestinos e israelíes, ya que al presentar propuestas como el plan de paz del presidente estadounidense, Donald Trump, (que incluye grandes concesiones territoriales palestinas para Israel) es un actor en el que los palestinos “no pueden confiar”.

El 19 de mayo pasado, el presidente palestino declaró el fin de todos los acuerdos con Israel y Estados Unidos, elevando las tensiones en la región ya iniciadas por los planes de anexión israelíes y el apoyo estadounidense a éstos.

Al Malki reconoció que el recrudecimiento de las tensiones se produce en un momento “en el que no es fácil atraer la atención internacional a nuestros problemas”, debido a la pandemia de Covid-19, aunque aseguró que pese a ello los palestinos han recibido importante apoyo de miembros de la comunidad internacional como la UE.

Fuente: La Vanguardia