Reino Unido hace un llamado al diálogo sobre el plan de anexión israelí

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha pedido que se entable un diálogo para resolver las tensiones sobre la propuesta de anexión por parte de Israel Cisjordania y el Valle del Jordán.

Johnson habló con Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, sobre las preocupaciones acerca del plan de Israel, una semana después de haberlo discutido con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Johnson “instó al presidente Abbas a entablar negociaciones y ofreció el apoyo del Reino Unido para fomentar el diálogo”, dijo un portavoz de Downing Street. “Los líderes acordaron continuar trabajando juntos en este tema y en otros”.

El 1 de julio, Johnson publicó un artículo en el periódico israelí Yedioth Ahronoth en el que instaba a Tel Aviv a no seguir adelante.

“Con tristeza he seguido las propuestas de anexión del territorio palestino. Como amigo de toda la vida, admirador y partidario de Israel, temo que estas propuestas fracasen en su objetivo de asegurar las fronteras de Israel y sean contrarias a los propios intereses de Israel a largo plazo”, escribió.

Mientras tanto, 11 ministros de Relaciones Exteriores europeos han escrito a la Unión Europea para pedir posibles medidas que el bloque podría tomar para evitar la anexión propuesta.

Los ministros de Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Suecia y Finlandia pidieron al Ministro de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, que exponga las “consecuencias legales” de la medida, tras una petición inicial realizada en una reunión en mayo.

En la carta se sugería que hacerlo podría ayudar a los miembros a “disuadir la anexión”, exponiendo a Israel las consecuencias de esa medida.

“La posible anexión por parte de Israel de partes del territorio palestino ocupado sigue siendo motivo de grave preocupación para la Unión Europea y sus Estados miembros”, decía.

“Entendemos que se trata de una cuestión delicada y que el tiempo es importante, pero el tiempo también es corto. Nos preocupa que la ventana para disuadir la anexión se esté cerrando rápidamente”.

Las medidas para incorporar formalmente lo que podría ascender a un 30 por ciento de Cisjordania a Israel comenzaron con la firma de un acuerdo de gobierno de coalición a principios de este año, después de que Netanyahu hiciera de este tema una promesa central en su campaña de reelección.

La UE se basa en el consenso entre los miembros para tomar medidas en cualquier dirección en cuestiones de política exterior, pero aunque algunos estados han pedido sanciones contra Israel, otros se oponen a las medidas punitivas.

En junio, más de 1.000 políticos europeos firmaron una carta que condenaba a Israel, diciendo: “La adquisición de territorio por la fuerza no tiene cabida en 2020 y debe tener consecuencias proporcionales”.

Una carta similar firmada por 47 expertos de la ONU llamó al plan de Israel “una visión de un apartheid del siglo XXI”.

En febrero, Borrell dijo que no se permitiría la anexión israelí “sin ser cuestionada”. Sin embargo, el secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo ha dicho que la anexión es un asunto de Tel Aviv.

Fuente: Arab News

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile