Para los cristianos palestinos, la Pascua de Resurrección es la festividad más importante del año

La Pascua en Palestina se celebra días más tarde que en Chile, ya que la mayoría de ellos siguen el rito cristiano ortodoxo. Para los árabes cristianos, la Pascua es sin duda una de las fiestas más importantes del año.

Una de las ceremonias más multitudinarias es la del Fuego Sagrado, que celebran los ortodoxos y que este año será el sábado 18 de abril. Miles de fieles se daban cita ese día en el Santo Sepulcro a la espera del que consideran como el mayor milagro posible, la llegada de fuego directamente del cielo.

El Patriarca sale del Edículo, donde se encuentra la tumba de Jesús, con el “Fuego Divino” en dos ramilletes de 33 velas, una por cada año que vivió el hijo de Dios, y ese fuego se propaga entre los fieles como señal de buen augurio.

En la Misa de Pascua, es tradición encender velas, y que los asistentes se llevan después a sus casas y locales para bendecirlos, realizando pequeñas quemaduras en la puerta de entrada con forma de cruz tres veces.

También tienen la costumbre de decorar los huevos de Pascua. Algunos son verdaderas obras de arte por su variedad de colores y diseños muy detallados que conforman auténticos mosaicos religiosos.

La costumbre más extendida durante la fiesta de la Resurrección, sobre todo entre los niños, consiste en romper huevos sobre los demás para simbolizar la apertura del Santo Sepulcro, mientras se repite la expresión “Al Masih Qam” (Cristo resucitó en árabe) o también en griego pronunciado “Jristós Anesti”. Se realizan una especie de “duelos” de romper huevos entre dos personas y la persona cuyo huevo no se ha roto, es la persona afortunada. Según la tradición, el huevo se guarda hasta el jueves santo del año siguiente y en muchos pueblos las mujeres lo entierran en sus cosechas para traer la suerte.

Por último, durante estas fechas en las mesas no puede faltar el tradicional Maamoul y abundante comida para romper el periodo de ayuno tras la Cuaresma.

Este año no ha habido celebraciones y en Palestina se inicia una Semana Santa sin turistas ni peregrinos, debido a las restricciones que están en vigor para frenar el coronavirus. Será “algo nuevo que nunca hemos experimentado antes y que nos pide encontrar nuevas formas de celebración”, adelantó el administrador apostólico del Patriarcado Latino, Monseñor Pierbattista Pizzaballa. 

Para empezar, no se realizó la tradicional procesión del Domingo de Ramos, el pasado 5 y 12 de marzo, que es el primer acto que marca el inicio de las celebraciones para las iglesias y conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

En Chile, las Iglesias Ortodoxas han anunciado que estarán transmitiendo online sus Misas:

Fuente: Comunidad Palestina de Chile / ABC