Opinión: Palestina y la Corte Penal Internacional: ¿en qué estamos?



En diciembre de 2019 y luego de una completa evaluación de múltiples antecedentes, la fiscal jefe ante la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, concluyó que existe una base razonable para iniciar una investigación por supuestos crímenes de guerra cometidos por Israel en contra del pueblo palestino durante la Marcha del Retorno (2018).

Antes de comenzar la investigación, la Fiscal pidió al tribunal -compuesto por 3 jueces- pronunciarse sobre si la Corte tiene competencia o no para conocer los hechos cometidos en los territorios de Palestina .

¿Qué significa todo lo anterior? Intentaremos explicarlo paso a paso.

Lo primero: la CPI -ubicada en la ciudad de La Haya, Holanda- juzga a personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, de guerra, de lesa humanidad y agresión, siempre y cuando un país no juzgue o no pueda juzgar los hechos de competencia de esta Corte.

La CPI solamente puede investigar y juzgar a personas individualmente consideradas, si son nacionales de un Estado Parte y si no lo son, puede hacerlo siempre y cuando hayan cometido crímenes en un territorio que pertenece a un Estado Parte.

Para ser considerado como Estado Parte, dicho Estado debe haber ratificado y adherido al Estatuto de Roma. A la fecha, existen 123 países que lo han hecho, pero existen varios países que no, tales como Estados Unidos, Rusia, China, India, Israel, Cuba e Irak.

Entonces, ¿cómo llega Palestina a la CPI?

Recién en 2012, Palestina adquirió la calidad de Estado Observante, lo que le otorga un territorio determinado, pero sin fronteras definitivas. En esa calidad, se adhirió al Estatuto de Roma en 2015 y le solicitó a la CPI que investigue crímenes cometidos en sus territorios desde 2014 a la fecha .

Pues bien, la Fiscal Bensouda -a cargo de la investigación- concluyó que se han cometido y/o se están cometiendo crímenes de guerra en territorios palestinos y en especial durante la Marcha del Retorno que dejaron más de 200 palestinos muertos, incluyendo a 40 niños y más de 16.000 heridos.

Sin embargo, durante el proceso se ha discutido si la CPI tendría jurisdicción sobre Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza por -al menos- cuatro razones: (i) Palestina adhirió al Estatuto de Roma como Estado Observante y no como Estado miembro; (ii) Palestina no tendría fronteras definidas, por lo que no se conocería el territorio exacto donde puede ejercer jurisdicción la Corte; (iii) Israel no ha ratificado ni adherido al Estatuto de Roma, de modo que la CPI no podría juzgar a los nacionales israelíes; e Israel tiene su propio sistema de justicia, por lo que es capaz de juzgar a sus nacionales por los mismos hechos que investigaría la Corte.

Entonces, en diciembre de 2019 y antes de iniciar la investigación, la Fiscal Bensouda ha solicitado que la CPI se pronuncie respecto al alcance de su jurisdicción territorial en Palestina para investigar los posibles crímenes cometidos en contra de su población.

Los 3 jueces nombrados por la Corte acogieron esta petición y abrieron un plazo para que las partes, víctimas, Estados firmantes, todo tipo de asociaciones y personas pudieran presentar sus observaciones sobre este asunto.

Diversas ONG, diplomáticos, asociaciones y Estados Parte del tribunal lo hicieron.

Por un lado, Alemania, Australia, Austria, Brasil, Hungría y República Checa (entre otros) defienden la no intervención de la Corte, argumentando: (1) la investigación sería inadecuada para promover la solución negociada de los dos Estados fomentada por la ONU; y (2) Palestina no cumple con todos los elementos constitutivos de un Estado. Por otro, la Liga Árabe y la Organización para la Cooperación Islámica (entre otros) han explicado que el territorio que comprende Palestina es una cuestión ya resuelta por el derecho internacional e incluye Cisjordania, Jerusalén Oriental y Gaza, por lo que la CPI tiene jurisdicción en ellos.

Israel no se pronunció, pues no acepta la legitimidad ni competencia del tribunal.

En suma, antes de siquiera pensar en que nacionales israelíes puedan ser condenado por crímenes de guerra en contra del pueblo palestino, hay que esperar una decisión de la CPI, sobre si tiene o no jurisdicción en Palestina.

[1] https://www.icc-cpi.int/Pages/item.aspx?name=20191220-otp-statement-palestine

[2] Palestina adhirió al Estatuto de Roma el 2 de enero de 2015 y entró vigor para este Estado el 1 de abril de 2015.

[3] El 31 de diciembre de 2014, Mahmoud Abbas firmó la declaración del 12(3) para habilitar a la CPI para conocer de los actos cometidos en los territorios ocupados palestinos, incluido Jerusalén Este desde el día 13 de junio de 2014.

Por: Juan Luis Chomali, abogado UC y Master en Arbitraje Internacional por la Universidad de Paris II.

Fuente: Al Damir