Opinión | BDS: 15 lecciones en 15 años

El mes de julio marcó el aniversario número 15 del lanzamiento del movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS).

Mucho ha sucedido durante esos años. Aquí hay 15 lecciones que he aprendido en el viaje para desmantelar el Apartheid israelí.

Es un movimiento poderoso porque sus principios son fuertes

Cualquiera que se adhiera a los principios de BDS puede unirse al movimiento. Esto da poder y permite a todos efectuar cambios extraordinarios.

El movimiento de BDS habla directamente a las personas de conciencia que entienden que al no actuar están permitiendo que los estados, compañías, artistas, instituciones, universidades y empresas sigan siendo cómplices y alimenten el apartheid israelí.

Unirse y actuar permite a cada uno de nosotros asumir la responsabilidad y asegurarse de que al menos no estamos contribuyendo a dañar al pueblo palestino. Nos permite hablar y movilizar a otros para que también actúen.

El poder de la igualdad que la movilización de las bases aporta a la política y a la comunidad es fundamental para que cada uno de los miembros dé lo mejor de sí mismo y asuma su responsabilidad. Ninguna persona del movimiento es más importante que otra. Esto potencia el liderazgo colectivo.

No trabajamos con todos los que trabajan en la libertad de Palestina

Lamentablemente, todavía hay quienes defienden la libertad del pueblo palestino pero no se preocupan por los derechos y la dignidad de otros grupos discriminados y oprimidos.

Nuestro profundo compromiso con el antirracismo y la interseccionalidad significa que no nos relacionamos con cualquiera que esté de acuerdo con los derechos de los palestinos a menos que también respeten y apoyen los derechos y la dignidad de todos. No podemos construir y luchar por un nuevo mundo mientras acordamos oprimir a otros.

Piensa en pequeño para ganar en grande

Cada pequeño éxito importa. Las pequeñas victorias pueden ayudar a alcanzar un objetivo mucho más grande.

Conseguir que un pequeño fondo de pensiones se desprenda de la firma de armas Elbit Systems puede contribuir a la discusión de la necesidad de un embargo militar contra Israel. Este pequeño fondo de pensiones puede animar a otros a seguir el ejemplo.

A medida que abordamos los problemas locales, debemos recordar el panorama mundial y cómo ser parte de un movimiento mundial significa que lo que sucede en algún lugar puede afectar al movimiento en su conjunto, de manera positiva y negativa.

El BDS también trata de corregir la narrativa


El movimiento de BDS ya ha contribuido a generalizar la conciencia del hecho de que Israel es un régimen de Apartheid.

¿Por qué es esto tan importante? En un mundo con medios de comunicación tan sesgados e incluso libros de texto que todavía están profundamente arraigados en la narrativa colonial, es esencial que nos tomemos tiempo para aclarar la realidad.

Cuando llamamos a un boicot o organizamos una campaña, debemos recordar siempre cómo hacerlo, ayudar a explicar claramente a qué se enfrentan los palestinos y cómo se está produciendo la injusticia. Incluso las campañas que pueden no alcanzar su objetivo pueden contribuir a explicar lo que está sucediendo sobre el terreno y lo que pide el pueblo palestino, y a sensibilizar sobre el régimen de despojo y colonización de Israel.

BDS es apoyado por la mayor coalición de grupos de la sociedad civil palestina


El hecho de que apoyemos los derechos de los palestinos no significa que sepamos mejor lo que los palestinos deben hacer, y no nos da vía libre para decir lo que queramos. Además, al enfrentarnos a los ataques, debemos defender nuestro derecho a la libertad de expresión de manera que los palestinos se centren y mantengan la atención en los crímenes perpetrados por Israel contra ellos.

Debemos recordar que, al defender el derecho a la libertad de expresión, estamos defendiendo el derecho de los palestinos a hacer que su experiencia y sus opiniones sean escuchadas -directamente o a través de nosotros- por el público y los responsables de la toma de decisiones en nuestro país.

Privilegiar las voces palestinas


A principios de este mes, Rafeef Ziadah y Riya Alsanah escribieron cómo “vale la pena reflexionar sobre por qué los palestinos son tratados como meros espectadores en los debates relativos a nuestra vida cotidiana”.

Mientras que el movimiento de BDS llama a los aliados de todo el mundo a tomar medidas, los palestinos tienen un claro papel fundamental. Cuando esto no sucede, significa que estamos haciendo algo malo.

Debemos seguir descolonizando nuestras acciones y asegurarnos de que los palestinos sean escuchados y que nos guíen mientras nos organizamos en el movimiento de BDS.

El BDS tiene que ser parte de la lucha por un mundo justo y libre.
Nuestros opresores están más conectados que nunca

En un momento en que la derecha y la extrema derecha están ganando poder en muchas instituciones de todo el mundo, los grupos y movimientos de izquierda y progresistas tienen la oportunidad y el deber de repensarse a sí mismos y crear movimientos más fuertes, sólidos e inclusivos. Debemos asegurarnos de que Palestina sea parte de eso.También debemos estar más conectados que nunca

Dondequiera que mire encontrará aliados


A menudo nos hemos sorprendido al encontrar aliados donde no los esperábamos. Normalmente tenemos más aliados de lo que pensamos.

Para conectarnos con ellos debemos considerar diferentes enfoques, lenguaje y sensibilidad al contexto. Debemos preguntarnos, ¿estamos ayudando al movimiento a crecer? ¿Estamos dando poder a otros para que se unan?

El mundo cambia y nosotros también


“El movimiento de BDS ha demostrado ser muy hábil en el giro hacia nuevas estrategias y en la construcción de alianzas influyentes. Continúa habiendo numerosas arenas en las que se enfrenta a poca resistencia efectiva”. Estas son las palabras de Asher Fredman, quien solía trabajar con el Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel.

Debemos aprender de otras luchas de liberación teniendo en cuenta que los tiempos y las relaciones políticas cambian.

Mientras que el movimiento de BDS está muy inspirado en el movimiento anti-apartheid de Sudáfrica, el mundo es muy diferente de como se veía hace 30 años.

No debemos buscar patrones para copiar, sino analizar políticamente el presente y adaptarnos a los nuevos tiempos. Esto significa seguir aprendiendo, creciendo y utilizando las mejores oportunidades en un contexto cambiante.

Apégate a los principios


Como todos los movimientos sociales, el movimiento de BDS está enfrentando ataques severos y sostenidos. El gobierno de Israel y sus grupos de presión nos atacan y difaman regularmente en un intento de deslegitimar nuestra lucha.

No debemos dejar que sus ataques den forma a nuestros planes; hacer estrategias y apegarse a nuestros principios anti-discriminatorios y nuestra campaña proactiva y efectiva es lo que más nos protege.

Mientras ellos buscan distraernos de nuestro objetivo, lo más poderoso que podemos hacer es seguir trabajando por los derechos de los palestinos. La mejor manera de defender nuestro derecho al boicot es seguir boicoteando mientras se moviliza el apoyo masivo a nuestro derecho a la libertad de expresión.

Apoyar a nuestros aliados es una cuestión de principios

La solidaridad no es unidireccional. En todo momento debemos asumir la responsabilidad y rechazar cualquier forma de racismo, sexismo, discriminación al movimiento LGTB, y cualquier otra forma de discriminación o intolerancia dentro del movimiento.

Mientras llamamos a otros a apoyar los derechos de los palestinos, debemos mostrar apoyo a otras luchas también. Palestina es una cuestión indígena, antirracista, feminista, LGTBQAI+, antifascista y de justicia climática, y esto hace que todas estas luchas sean cruciales para asegurar la autodeterminación de Palestina.

Los movimientos sociales siempre han sido reprimidos

El gobierno israelí y sus partidarios gastan cientos de millones de dólares en la criminalización y persecución del movimiento de BDS y de los grupos solidarios con Palestina.

Pero esto no puede ser entendido como algo único o aislado. Los movimientos sociales siempre han sido reprimidos por aquellos que buscan mantener la injusticia y la opresión.

Activistas de todo el mundo han sido encarcelados por criticar a los gobiernos, y muchos llamados a la justicia están siendo reprimidos en las calles y en línea. No olvidemos que los más oprimidos por el gobierno israelí son siempre los palestinos.

Nunca subestimes la creatividad


El uso de diferentes tácticas nos ayuda a llegar a un público más amplio. A medida que el racismo, el sexismo y el capitalismo del desastre se adaptan y reconfiguran, encontrando diferentes maneras de seguir oprimiendo, también debemos seguir encontrando nuevas formas creativas de comprometernos con los demás y lograr nuestros objetivos.

Las acciones más importantes suceden entre bastidores

La celebración de actos, conferencias, protestas y actividades públicas es crucial para mostrar y visualizar el apoyo a los derechos de los palestinos. Pero hablar con la gente, organizarse, investigar, crear alianzas y fortalecer las relaciones, todo esto sucede a puerta cerrada y es lo que nos permite entonces hacer público.

Nunca debemos olvidar lo importante que es planificar, fomentar las relaciones y organizarse cuidadosamente para luego construir nuestras campañas.

La esperanza es una herramienta política


Es increíble cuántas ciudades y espacios culturales se han declarado “zonas libres de apartheid”, cuántas empresas se han deshecho del apartheid israelí, cuántos artistas han decidido no tocar en Israel y cuántos académicos han terminado sus relaciones con instituciones israelíes como resultado de las campañas de BDS.

Sin embargo, a menudo es difícil mantener nuestras esperanzas sabiendo que el apartheid israelí es el más cruel que ha existido nunca, conociendo el dolor y el sufrimiento continuo de los palestinos y viendo cómo Israel mantiene su impunidad a pesar de sus crímenes televisados. Pero seguimos luchando y creciendo porque sabemos que la justicia puede y prevalecerá.

Quince años después, y durante un tiempo de levantamiento global contra todo un sistema de explotación y opresión racista, el movimiento de BDS sigue aprendiendo, adaptándose y creciendo, haciendo conexiones y exponiendo y desafiando el apartheid israelí.

Por: Alys Samson Estapé, coordinadora de las campañas europeas del Comité Nacional Palestino de BDS

Fuente: Electronic Intifada

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile