Opinión | Anexión de Cisjordania y Comunidad Judía de Chile

Desinformación, beligerancia, omisiones, tergiversación de hechos y datos, ataques a Israel y a los  judíos, mensajes de odio y violencia. Tales son los conceptos con que un reciente comunicado de la “Comunidad Judía de Chile” califica las informaciones que la comunidad palestina ha difundido en las últimas semanas, sobre el proyecto israelí de anexión de una parte importante de Cisjordania.

¿Y en qué ha consistido la información entregada por la Comunidad Palestina?

En poner de relieve las declaraciones difundidas urbi et orbe por el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, en relación a la inminencia de la citada anexión, que por lo demás, ya existe de hecho; en informar que de acuerdo a la Convención de Ginebra, de ser llevado a cabo, dicho acto constituiría la perpetración de un nuevo crimen de guerra por parte de Israel; en que la confiscación de tierras que forma parte del plan, afectaría gravemente a muchos ciudadanos chilenos de ascendencia palestina que poseen bienes inmuebles en la zona afectada; en difundir la opinión que les merece a muchos chilenos dicha anexión.

Creo que sería bueno recordar que uno de los factores que permitió la ocurrencia  del Holocausto, fue el desconocimiento total de la aplicación del Derecho por parte de los verdugos. Para las víctimas no existió instancia legal alguna  a la cual recurrir para hacer valer sus derechos  esenciales.

¿Cuánto habrían dado ellas por poder invocarlos ante un tribunal competente que se hiciese respetar?

Sin embargo, por esas ironías de la vida, es precisamente el Estado que dice representar a las citadas víctimas, el que se ha mofado impunemente de los derechos del pueblo palestino desde hace más de 70 años y pretende seguir haciéndolo. Es comprensible: cuando los poderosos y soberbios pueden contar con la impunidad asegurada para  sus actos, el Derecho se transforma en una molesta carga que debe ser desechada.

Comunicado de la Comunidad Sionista a sus miembros

Si la Comunidad Judía de Chile considera que exigir que Israel respete el Derecho Internacional es constitutivo de desinformación y mensaje de odio y violencia, eso sólo puede significar que está totalmente de acuerdo con la anexión de Cisjordania y sería muy valioso que así lo reconociera públicamente, en vez de buscar supuestos agresores donde éstos no existen.

Por: Manuel Hasbun Zaror, ex secretario general de la Federación Palestina de Chile

Fuente: Comunidad Palestina de Chile