La Iglesia de la Natividad reabre tras fin del confinamiento en Palestina

La Iglesia de la Natividad reabrió sus puertas, luego de estar cerradas por tres meses

La Iglesia de la Natividad en Belén reabrió sus puertas a los fieles y turistas, debido a que las autoridades palestinas han suavizado las restricciones sanitarias impuestas para combatir el coronavirus.

Sin embargo, en medio de las persistentes preocupaciones por la pandemia, el acceso al sitio se ha limitado a 50 personas a la vez.

La iglesia estaba cerrada desde el 5 de marzo cuando se detectó un brote de Covid-19 en Belén.

Todos deben estar libres de fiebre y llevar mascarillas protectoras. Se prohibirá besar o tocar las piedras, incluidas las de la gruta que los cristianos creen que es el lugar de nacimiento de Jesús.

Belén, ubicada al sur de Jerusalén, en Cisjordania, fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967. Está controlada nominalmente por la Autoridad Palestina.

“El nacimiento de nuestro Señor Jesucristo dio esperanza a la gente hace más de 2.000 años, y la apertura de la iglesia dará, creo, esperanza al mundo entero de que con suerte esta pandemia terminará, no sólo en Palestina sino en el mundo entero”, dijo la Ministra de Turismo en Palestina Rula Maayah.

El alivio de las restricciones fue anunciado por el primer ministro palestino Mohammad Shtayyeh, quien dijo que las mezquitas, iglesias y negocios reabrirían a partir de hoy dado que la curva de contagios ha disminuido.

Se espera que las oraciones en la mezquita Al-Aqsa de Jerusalén se reanuden a finales de esta semana, después de una pausa de casi dos meses, dijeron la semana pasada funcionarios del ministerio de Awqaf (Asuntos Religiosos).

Hasta hoy, los Territorios Palestinos ocupados han registrado un total de 602 casos de coronavirus, con cinco muertes y 475 personas recuperándose.

Fuente: Agencia de Noticias WAFA

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile