Israel revoca el permiso de viaje del ministro de Relaciones Exteriores palestino tras reunirse con el fiscal de la CPI

Israel revocó el permiso de viaje del ministro de Relaciones Exteriores palestino, Riyad Al Malki, que le permitía circular libremente por las fronteras entre Israel, Jordania y los Territorios Palestinos Ocupados, a su regreso a Cisjordania de una reunión en la Corte Penal Internacional.

Altos funcionarios israelíes dijeron que la medida se produce en medio de las acciones de Al Malki para avanzar en la investigación de la Corte Penal Internacional sobre los presuntos crímenes de guerra israelíes en los territorios palestinos, que la CPI decidió abrir este mes. Al Malki se reunió el jueves con la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, y hablaron sobre el avance de la investigación.

Los funcionarios añadieron que la medida fue aprobada en línea con “la política del primer ministro”.

Al parecer, Al Malki y sus ayudantes fueron detenidos en el paso del puente de Allenby, en la frontera entre Israel y Jordania, y el Shin Bet ordenó la revocación del permiso de Al Malki.

Al Malki y sus ayudantes acabaron entrando en Cisjordania tras un exhaustivo control de seguridad.

Es la primera vez que Israel sanciona a un alto cargo palestino desde que la CPI anunció su decisión de abrir la investigación contra Israel.

Según los medios de comunicación palestinos, Israel canceló la coordinación relativa a la llegada de Al Malki, como es habitual cuando los altos funcionarios llegan a un puesto de control.

La Autoridad Palestina considera este incidente como un acto de represalia y una amenaza tras la decisión de la CPI. El Ministerio de Asuntos Exteriores palestino aún no ha respondido a la decisión.

Los portavoces del primer ministro Benjamin Netanyahu y del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí no respondieron a las solicitudes de comentarios.

“Se trata del ministro de Asuntos Exteriores del Estado de Palestina. No se representa a sí mismo. Representa al Estado de Palestina, y consideramos que esto es un ataque contra el Estado de Palestina”, dijo Ahmed Al Deek, funcionario de la oficina de Al Malki.

A principios de este mes, la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, anunció que investigaría formalmente los crímenes de guerra en los Territorios Palestinos, una medida acogida con satisfacción por la Autoridad Palestina y denunciada por Israel.

Los fiscales de la CPI dijeron que han enviado a Israel y a los palestinos notificaciones de la apertura de una investigación de crímenes de guerra, una medida que deja a las partes con un mes para buscar un aplazamiento.

Bensouda dijo en diciembre de 2019 que se habían cometido o se estaban cometiendo crímenes de guerra en Cisjordania y la Franja de Gaza. Ella nombró tanto a los militares israelíes como Hamas como posibles autores.

Los funcionarios israelíes argumentan que la CPI no tiene jurisdicción porque Israel lleva a cabo sus propias investigaciones, incluyendo lo que el ejército israelí dice que fueron “incidentes excepcionales” durante la agresión de 2014 a Gaza por parte de Israel.

Fuente: Haaretz

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile