Israel planea un asentamiento en tierras destinadas al futuro Estado palestino según el “Acuerdo del Siglo”

El ministerio de Vivienda israelí presentó el 9 de febrero una solicitud para la construcción de 9.000 casas en la Jerusalén Oriental ocupada, en tierras marcadas como palestinas en el “acuerdo del siglo” del presidente de EE.UU. Donald Trump, informó Peace Now.

Si se aprueba, las casas se construirán en terrenos entre los barrios palestinos de Kafr Aqab, Qalandiya y Al Ram en Jerusalén Oriental, y en el sitio del aeropuerto de Atarot, que ha estado fuera de uso desde la Segunda Intifada en 2000.

Según el plan Trump, Israel mantendría el control sobre Atarot y todos los demás barrios de Jerusalén oriental al oeste del muro de separación, pero el Estado judío autoproclamado “debería permitir el desarrollo por el Estado de Palestina de una zona turística especial en Atarot”.

El plan establece que la “zona turística” de Atarot tiene por objeto fomentar el turismo palestino a Jerusalén mediante “un transporte público de última generación que facilite el acceso a los lugares sagrados y su salida”.

Peace Now dijo que “el barrio de asentamientos planificados introduce una cuña en el corazón de la continuidad urbana palestina entre Ramala y Jerusalén oriental”, e impide “el establecimiento de un Estado palestino viable”.

Gran parte de la tierra involucrada en el plan se considera propiedad del gobierno, y a los propietarios privados se les ofrecerán derechos sobre parte del plan, basados en el valor de la tierra que poseen.

Sin embargo, Haaretz informó de que se demolerán por lo menos 15 viviendas palestinas, construidas en la zona circundante sin permisos oficiales, porque no pueden obtenerlos de las autoridades de ocupación israelíes.

Este no es el primer informe de un posible asentamiento en la zona de Atarot. Después de que el ministerio de Vivienda israelí declarara la intención de establecer aproximadamente 10.000 viviendas en la zona, ya en diciembre de 2015. El ministerio supuestamente asignó 7,6 millones de dólares para la construcción.

Los detalles del plan de asentamiento surgieron después de que el ministerio de Transporte israelí aprobara los planes para una línea de tren entre el aeropuerto Ben Gurion y la ciudad vieja ocupada de Jerusalén.

Se prevé que el proceso de aprobación de los nuevos asentamientos dure varios años, pero si la construcción sigue adelante, las viviendas serán el primer barrio nuevo de Jerusalén oriental desde Har Homa en 1997.

Más de 600.000 colonos israelíes viven ya en asentamientos, considerados ilegales en virtud del derecho internacional, en Cisjordania ocupada.

Fuente: Monitor de Medio Oriente