Israel dejará sin hogar a 200 palestinos en la Ribera Occidental

Las fuerzas de ocupación israelíes demolerán un pueblo palestino situado en el norte de la Cisjordania ocupada, desplazando a más de 200 personas.

Mahmoud Amarneh, jefe del consejo de la aldea de Farasin, dijo que los soldados israelíes asaltaron la aldea y emitieron 36 órdenes de demolición de edificios enteros y antiguos pozos de agua.

Indicó que los militares advirtieron a los residentes que la demolición será ejecutada en unos pocos días

La aldea, donde viven 200 palestinos, está situada al oeste de Jenin y consta de un pozo de 200 años de antigüedad y varios edificios antiguos. Por lo tanto, Amarneh insta a la intervención internacional para evitar que Israel cometa una masacre en la aldea.

Las políticas de Israel, ampliamente practicadas, de demolición de viviendas dirigidas a familias enteras son actos de castigo colectivo ilegal y constituyen una violación directa de las normas internacionales de derechos humanos.

Los críticos de la decisión de Israel han señalado el número minúsculo de permisos de construcción expedidos a los palestinos y afirman que la demolición allana el camino para un nuevo asentamiento israelí.

Amarneh reiteró que el gobierno de ocupación israelí quiere apoderarse de la aldea para ampliar los asentamientos ilegales construidos en esa zona.

La mayor parte de la Comunidad Internacional considera que los asentamientos israelíes en la Ribera Occidental son ilegales.

Fuente: Middle East Monitor

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile