Israel aprovecha el coronavirus para anexar territorios palestinos y aumentar agresiones a la población local

El secretario general del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, dijo que Israel ha respondido a la solicitud de Palestina de cooperar en la lucha contra la pandemia del coronavirus con incursiones, asesinatos y demoliciones.

Erekat dijo que “a pesar de nuestras capacidades de educación, intentamos cooperar con Israel para combatir la epidemia, pero Israel ha respondido con incursiones y ha llevado a cabo 187 incursiones en los últimos días, tres mártires cayeron y 47 heridos, 53 estructuras fueron demolidas y se llevaron a cabo 188 campañas de arresto, así como arrojar trabajadores a los puestos de control sin proporcionarles la más mínima asistencia sanitaria”.

Agregó que “el presidente Mahmoud Abbas tomó la iniciativa (para combatir la pandemia de coronavirus) y fue el primero en el mundo en declarar el estado de emergencia, precediendo al presidente de los Estados Unidos por seis semanas y al (primer ministro israelí Benjamin) Netanyahu por cuatro semanas”, agregando que “el gobierno palestino hizo grandes esfuerzos en detener la propagación de esta pandemia, que ha paralizado todos los aspectos de la vida en el mundo”.

Saeb Erekat, también afirmó que el estado de Ocupación continúa con su política de anexión y construcción de asentamientos de los territorios palestinos ocupados, aprovechándose de la pandemia del coronavirus, en complicidad con los Estados Unidos.

Erekat expresó que “las autoridades de ocupación continúan expandiendo los asentamientos sin control”.

El funcionario de la OLP dijo que después de que las elecciones terminaron en Israel, se iniciaron las conversaciones para formar un gobierno centrado en la anexión del territorio palestino ocupado.

“Netanyahu ve la pandemia como una oportunidad para implementar sus decisiones sionistas, sus planes y los planes de (el presidente estadounidense Donald) Trump para la anexión. El Presidente Abbas se puso en contacto con todos los líderes del mundo pidiendo la formación de una coalición internacional para evitar que Netanyahu implemente la anexión”.

De igual forma, se refirió sobre “los efectos devastadores sobre la seguridad y la estabilidad en la región y sobre el estancado proceso de paz, debido a las acciones unilaterales tomadas por las autoridades israelíes”.

Infografia de las violaciones de Israel desde el inicio del estado de Emergencia impuesto por Palestina


Dijo que Israel detuvo a los líderes palestinos en Jerusalén por llevar a cabo trabajos para aplicar medidas sanitarias y de concienciación para detener la propagación de la epidemia en la ciudad ocupada, y que se impidió a esos líderes llevar a cabo sus deberes y responsabilidades en la protección de los residentes de Jerusalén.

“¿Qué se espera de un primer ministro que arresta a un ministro, a un gobernador y a un miembro del Comité Ejecutivo o a un oficial de seguridad por distribuir paquetes de alimentos en Jerusalén? “Incluso la ayuda al pueblo palestino desde el extranjero, o bien Israel se lleva la mitad o la confisca”, agregó.

Acusó a Israel que “no ha respondido ni atendido las demandas de liberación de los prisioneros palestinos, como se establece en los convenios internacionales, en un momento en que se produjo un brote de enfermedad.

Al mismo tiempo, añadió Erekat, “Netanyahu está trabajando duro para anular todos los acuerdos y términos de referencia, y si implementa la anexión, destruirá todos los pilares y fundamentos del proceso de paz”.

Subrayó que Israel debe rendir cuentas de todas sus acciones, “y por eso es importante presionar a Israel para que impida la anexión y combata el coronavirus”.

Finalmente, líder de la OLP expresó su agradecimiento a la Unión Europea tras la decisión de un paquete de ayuda humanitaria, lo que consideró “una respuesta directa al plan del liderazgo para confrontar el coronavirus”.

Fuente: Wafa/Telesur