Grupo de Derechos Humanos: El acuerdo de coalición del gobierno israelí estipula la anexión ilegal y total de Cisjordania

El Centro Legal para los Derechos de la Minoría Árabe en Israel (Adalah), envió una carta al fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, al primer ministro Benjamín Netanyahu y al líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, advirtiendo que el acuerdo de coalición para formar gobierno estipula la anexión israelí sobre partes de la Cisjordania Ocupada, que es ilegal de acuerdo al derecho internacional.

El acuerdo de coalición establece de facto a Israel como único soberano en esas tierras y en otras partes de los territorios palestinos ocupados desde 1967, basándose en el “Acuerdo del Siglo” presentado en enero de 2020 por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que preveía la anexión israelí de extensos terrenos de la Ribera Occidental en Palestina Ocupada.

En su carta, la abogada de Adalah, Suhad Bishara subrayó que el acuerdo de aplicar la soberanía sobre los territorios ocupados es ilegal.

El punto 29 del acuerdo de coalición establece:

“Después de una discusión y consulta entre el primer ministro y el primer ministro suplente sobre los principios establecidos anteriormente, el primer ministro podrá llevar el acuerdo que se alcanzará con los Estados Unidos, sobre la aplicación de la soberanía a partir del 1 de julio de 2020 a la audiencia del Gabinete y el gobierno para su aprobación por el gobierno y / o el Kneset “.

Además establece una vía rápida para aprobar la propuesta del primer ministro al parlamento israelí, el Kneset, sobre el tema, y asegura que “la ley se aprobará lo antes posible y de manera que no interrumpa y retrase el proceso del Kneset y del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa del parlamento”.

Adalah solicitó en la carta a Mandelblit, que dejara claro que esta sección del acuerdo de coalición es ilegal, y que aclarara que actuará contra cualquier medida que el gobierno israelí o el Kneset puedan tomar para promover la anexión del territorio palestino ocupado.

Adalah subrayó en la carta que, según la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre el Muro de Separación de Israel, se prohíbe a Israel aplicar la soberanía sobre los territorios que ocupó en 1967 y anexionarlos.

Destacó que el acuerdo para formar gobierno es un paso más hacia la superación de las barreras jurídicas internacionales y el desconocimiento del derecho de los palestinos a la libre determinación, así como de las resoluciones de las Naciones Unidas y las recientes declaraciones de la Corte Penal Internacional.

Las Naciones Unidas y otros tribunales internacionales han confirmado sistemáticamente la condición de la Ribera Occidental y Gaza como territorios ocupados y la ilegalidad de los asentamientos israelíes en la Ribera Occidental ocupada, incluida la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre el Muro (2004) y, más recientemente, a finales de diciembre de 2019, la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), anunció que las actividades de asentamiento israelíes en curso en la Ribera Occidental constituyen crímenes de guerra:

“Hay motivos fundados para creer que en el contexto de la ocupación por Israel de la Ribera Occidental, incluida Jerusalén Oriental, miembros de las autoridades israelíes han cometido crímenes de guerra en virtud del inciso viii) del apartado b) del párrafo 2 del artículo 8 en relación, entre otras cosas, con el traslado de civiles israelíes a la Ribera Occidental”, afirma la fiscal del la CPI.

Suhad Bishara, reiteró la ilegalidad de la anexión de territorios ocupados.

“No reconocemos ningún precedente en ninguna parte del mundo en el que un acuerdo político para formar una coalición de gobierno estipule el compromiso de violar el derecho internacional. La anexión por parte de Israel de la Cisjordania ocupada -que este acuerdo de coalición pretende impulsar- constituye otro paso hacia la abolición del derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y el establecimiento de un régimen de apartheid. Esta sección del acuerdo no puede resistir la prueba del derecho internacional o israelí, y seguiremos tomando medidas contra ella”, dijo finalmente.

Fuente: Qudsnen

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile