Elecciones en Israel: Netanyahu se declara ganador antes de que finalice el conteo, pero sin alcanzar mayoría

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se declaró victorioso en las elecciones generales que se realizaron ayer martes (2/3/2009) después de que resultados preliminares lo colocaran por delante de su principal rival, Benny Gantz.

Sondeos a boca de urna indican que su bloque de derecha ganará 59 escaños y se convertirá en el mayor grupo de la Cámara, pero sin alcanzar la mayoría por dos bancadas.

Aún así, Netanyahu se refirió a los resultados “como el mayor triunfo de mi vida”.

Las elecciones de Israel son las terceras en menos de un año, después de que ningún líder lograse formar gobierno.

Netanyahu, de 70 años, es el primer ministro que más tiempo ha estado en el poder en Israel. Ahora intenta conseguir su quinto mandato, después de haber gobernado entre 1996 y 1999, y luego desde 2009

Las elecciones tuvieron lugar dos semanas antes de que Netanyahu deba presentarse ante un tribunal por cargos de corrupción, que él niega.

Proyecciones iniciales tras la votación pronosticaron que el bloque de derecha ganaría 60 escaños, pero más tarde la cifra se situó en 59.

Según sondeos a boca de urna, los partidos de oposición de centro y centro-izquierda obtendrán 54-55 bancadas.

Se espera que a alianza “Lista Unida”, que representa a los palestinos israelíes, obtenga 14 o 15 escaños.

Se estima que los resultados oficiales estarán listos hoy por la tarde

Miki Zohar, leal a Netanhayu, sugirió que el partido Likud del primer ministro podría liderar un gobierno de minoría, mientras que un asesor señaló que algunos ministros de oposición podrían unirse al Likud, y eso le de daría al bloque al menos 61 bancadas

Gantz, quien lidera el partido Azul y Blanco, no aceptó la derrota, pero sí que las encuestas a boca de urna no se veían promisorias.

“Reconozco y comparto sus sentimientos de decepción y dolor, porque este no es el resultado que queríamos ver”, dijo.

Israel, añadió, “necesita unidad, necesita conciliación, anhela un liderazgo que se una, y eso es algo que continuaremos ofreciendo al público israelí”.

Avigdor Lieberman, jefe de la formación nacionalista laica Israel Beitenou, dijo que cumpliría con su promesa de campaña de no sumarse a una coalición con partidos religiosos.

En los próximos días, el presidente Reuven Rivlin asignará oficialmente la tarea de formar gobierno al partido con las mejores posibilidades de hacerlo.

Fuente: BBC Mundo