Diputada Hoffmann legitima asentamientos israelíes ilegales en Palestina

La Presidenta del Grupo Interparlamentario Chileno-Israelí, la diputada María José Hoffmann, en carta al director al diario La Tercera del día de hoy (28/11/2019), manifestó que la postura tomada por el Grupo Interparlamentario Chileno-Palestino, en cuanto a condenar la decisión de Estados Unidos, tras no considerar ilegales los asentamientos israelíes en territorio palestino ocupado, representa “una postura parcial y no promueve el dialogo”.

La misiva de la diputada, la hace en respuesta a la carta que fuera enviada con anterioridad por el Grupo Interparlamentario Chileno-Palestino, presidido por el diputado Sergio Gahona, quien manifestó que Chile debe exigir “el fin de la colonización israelí y de la vulneración a los derechos humanos más básicos de los palestinos que ésta conlleva”, en concordancia con las Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en especial la Nº 2334 del año 2016, la que llama a poner “fin de inmediato y por completo a todas las actividades de asentamiento en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y que se respete plenamente todas las obligaciones jurídicas a ese respecto”.

Sin perjuicio de ello, Hoffmann, agregó que “creemos que no es oportuno importar este tema a Chile y menos levantarlos en la agenda parlamentaria”, haciendo suya la estrategia sionista que busca acallar las voces que reclaman en contra de las políticas de apartheid y limpieza étnica, que realiza a diario el régimen de ocupación de Israel en contra de la población palestina.

Por último, finalizó la carta la diputada señalando que su interés como Grupo Interparlamentario Chileno-Israelí es “promover la cooperación bilateral con Israel, especialmente en los temas que hoy son prioritarios para la ciudadanía, como gestión de recursos hídricos, salud, seguridad ciudadana, ciencia y tecnología”.

Respecto a dichos temas, grupos de derechos humanos y la propia Comunidad Palestina, ha enfatizado en diversas ocasiones que cooperar económicamente con Israel es parte de un estímulo a la política israelí de colonización y a su comportamiento al margen de las disposiciones del Derecho Internacional, que violan diariamente los Derechos Humanos de los palestinos.

Según cifras oficiales, el comercio entre Chile e Israel ha crecido un 7% promedio anual desde 2013, totalizando 281 millones en 2018, siendo los puntos más relevantes los de seguridad y seguridad nacional. Así, se proyectan aumentos importantes en la adquisición de aeronaves -principalmente militares- y armas, entre otros productos de la industria militar, testeados por el ejército israelí, en el marco de las violaciones masivas y sistemáticas de los Derechos Humanos de los palestinos.

Israel es el país que más resoluciones de la ONU ha violado, manteniendo durante más de 52 años una ocupación militar brutal sobre los Territorios Palestinos haciendo caso omiso a sus responsabilidades como Potencia Ocupante.


Fuente: La Tercera, Comunidad Palestina de Chile