Demócratas advierten a Netanyahu sobre plan de anexión de Cisjordania

Los miembros del partido Demócrata de la Cámara de Representantes de EE.UU, enviaron una carta al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu advirtiéndole de las consecuencias de cualquier nueva toma de posesión ilegal de Territorios Palestinos Ocupados.

En la carta, los representantes demócratas de la Cámara afirman que “la anexión unilateral probablemente pondría en peligro los importantes avances de Israel en la normalización con los estados árabes, en un momento en que una cooperación más estrecha puede contribuir a contrarrestar las amenazas compartidas”.

Añadieron que la anexión también implica un riesgo de inseguridad en Jordania, con graves riesgos secundarios para Israel. El traslado ilegal, señalaron los legisladores, “podría crear graves problemas a Israel con sus amigos europeos y otros socios de todo el mundo”.

Antes de advertir a Israel de las consecuencias de la anexión, los firmantes señalaron que “son partidarios desde hace mucho tiempo” del Estado y que “apoyaban la búsqueda de un acuerdo de paz negociado entre Israel y los palestinos que diera lugar a dos Estados para dos pueblos”.

Esa es una fórmula de paz que los críticos dicen que ya es imposible debido a la presencia de asentamientos ilegales en los Territorios Ocupados.

Entre los signatarios de la carta se encuentran los del ala derecha e izquierda del Partido Demócrata, lo que indica el amplio consenso en contra de la anexión. La mayoría de los demócratas en el Senado de EE.UU. han compartido preocupaciones similares. Al menos 28 de los 47 senadores demócratas expresaron su oposición a la anexión ilegal.

Ha habido una condena casi universal del plan de anexión del próximo mes. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, emitió una de las más fuertes condenas, advirtiendo a Israel que ponía en peligro dos de los pilares fundamentales del apoyo de Washington a Tel Aviv: los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos y el apoyo bipartidista.

Fuente: Middle East Monitor

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile