Colonos israelíes continúan hostigamiento hacia los palestinos

Por segunda semana consecutiva, los colonos israelíes del bloque de asentamientos ilegales de Gush Etzion abrieron los desagües de aguas residuales para inundar las tierras de cultivo palestinas en la cercana aldea de Beit Ummar, en el sur de Cisjordania, según consignó Mohammad Awad, un activista local.

Agregó Awad, que las aguas residuales inundaron las granjas plantadas con vides de uva en una medida que los colonos repiten intencionadamente cada año para destruir los cultivos causando graves daños y pérdidas financieras a los agricultores.

Se estima que la tierras inundadas tiene una superficie de 20 dunums y es propiedad de dos familias locales.

En tanto, en la ciudad palestina de Al Khader, contigua a Belén, colonos israelíes ilegales arrancaron unos 350 olivos pertenecientes a agricultores palestinos.

El jefe de la Comisión de Resistencia a la Colonización de Belén, Hasan Breijieh, dijo que los colonos del asentamiento colonial israelí de Sidi Boaz, situado en las cercanías, arrancaron unos 350 plantas de olivos pertenecientes a los habitantes de la localidad.

Los ataques de los colonos israelíes contra los agricultores palestinos y sus propiedades han ido en aumento durante el actual estado de emergencia en la Ribera Occidental debido a la pandemia del coronavirus.

A lo largo de los años, las autoridades de ocupación israelíes han fomentado una cultura de impunidad para los colonos judíos que cometen actos de vandalismo y ataques contra los palestinos en la Ribera Occidental ocupada.

Fuente: Agencia de Noticias Wafa

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile