Club Palestino hará test de covid y examen de sangre para detectar anticuerpos

No fue fácil para la comunidad palestina cerrar su club deportivo de Avenida Kennedy.

La segunda semana de marzo el tradicional recinto fundado en 1938 dejó de operar a causa de la crisis sanitaria.

“Este espacio ha sido un transcendental punto de encuentro. Aquí se han compartido tradiciones y se han estrechado vínculos fuertes e indisolubles entre nuestros integrantes”, cuenta al teléfono su presidente Maurice Khamis, presidente del Club Palestino y de la Comunidad Palestina en Chile.

Khamis, empresario que preside este club desde 2014, dice que si hay algo que caracteriza al pueblo palestino es la “solidaridad”. Este valor los motivó a proponer el uso de las instalaciones del espacio de Kennedy para combatir la epidemia.

Maurice Khamis, presidente del Club Palestino y de la Comunidad Palestina de Chile

“A fines del siglo XIX a nosotros y a nuestros antepasados Chile nos recibió con los brazos abiertos. Creemos que en los momentos críticos es cuando hay que devolver la mano. Está disponible para que todos quienes se vean afectados por el coronavirus, independiente de su credo, origen, color, ideología o condición socioeconómica puedan disponer de nuestro recinto”, dice.

Hace un mes y medio el Club Palestino se puso a disposición de la autoridad municipal y ministerial. Con más de diez hectáreas, su infraestructura contempla siete salones, varios camarines y dos espaciosos halls de acceso.

“Además, tiene tres canchas de fútbol, 16 de tenis, y decenas de explanadas con áreas verdes. En estos espacios se pueden levantar tiendas de campaña o lo necesario para sortear este difícil momento sanitario”, dice.

Canchas de fútbol Club Palestino

Actualmente, las conversaciones de la Comunidad Palestina con el Ministerio de Salud continúan a través del subsecretario de Redes Asistenciales Arturo Zúñiga. “Estamos a la espera de la visita de las autoridades al recinto. La finalidad es que inspeccionen las infraestructuras en terreno y dispongan de ellas cuando consideren necesario”, explica.

Y tras un acuerdo entre la Municipalidad de Las Condes, IntegraMédica y el recinto deportivo, se realizarán test de covid-19 (entre 100 y 200) y exámenes de sangre para detectar anticuerpos. Para ello se instalaron tres containers donde se tomarán las muestras desde la próxima semana para vecinos de Las Condes.

-¿Cómo se gestó esta iniciativa?

-Nació en agradecimiento a Chile. Esta propuesta estuvo motivada por la angustia y el sufrimiento de muchos que han visto enfermar o partir a un ser querido por este virus. Esto lógicamente conlleva un costo para nuestra comunidad, pero entre todos decidimos asumirlo. El esfuerzo debe venir de todos los rincones y actores que componen este país.

“Al frente de esta batalla”

Cuando Khamis -miembro de la directiva de la Fundación Belén 2000- recorre las calles de Beit Jala (cerca de Belén), dice que se siente «un palestino más».

En 1986 el empresario regresó por primera vez a su ciudad natal. Ese año visitó su casa familiar construida hace 150 años.

“En esa casona de piedra maciza con techos altos todavía viven parientes por el lado de mi familia materna. La primera noche dormí en la pieza donde nací y donde también nació mi abuelo, fue muy emocionante”, recuerda.

El empresario, ingeniero comercial de la Universidad de Chile, llegó a nuestro país en 1952. Tenía tres años. Desde entonces ha ha estado ligado a su comunidad: “He viajado decena de veces a Palestina junto a delegaciones parlamentarias. En las calles de esas tierras veo gente de mi biotipo que no está en Chile y digo: “De aquí vengo yo”, comenta.

Quien fuera fundador y presidente de la Juventud de la Comunidad en la década del 70, cuenta que los primeros palestinos llegaron a Chile en 1870.

“La mayoría fueron comerciantes. Hoy estamos en las artes, la política, la cultura, el deporte, el área académica, la banca y el área empresarial. Además, contamos con el club profesional de fútbol palestino fundado por los miembros de la colonia hace cien años”, dice.

Y agrega: “También estamos en las causas que sacuden nuestro país. El coronavirus está golpeando a Chile y no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Debemos ir al frente de esta batalla ofreciendo todos nuestros medios para tratar de salvar vidas. Queremos dejar un legado en este país con un mensaje solidario y de agradecimiento a lo que estas tierras nos han entregado”, dice.

Fuente: La Segunda