BDS lanza campaña para que los académicos Latinoamericanos se sumen al boicot contra Israel

El pasado 15 de mayo, a 72 años de la Nakba, la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS) Académico lanzó un llamado a todos los académicos  latinoamericanos a sumarse a la campaña de boicot a Israel y sus cómplices.

La campaña se centra en la adhesión a una carta en la que se expresa el compromiso de apoyar a la sociedad civil palestina (y en particular a los principales sindicatos y a la Federación Palestina de Sindicatos de Profesores y Empleados Universitarios -PFUUPE-), que pide a la sociedad civil internacional adoptar la campaña para el Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra la ocupación y el régimen del Apartheid de Israel, como una forma pacífica y efectiva de obligar a Israel a cumplir el derecho internacional vigente.

El boicot a las instituciones académicas israelíes nació en el 2004 y luego se convirtió en una parte clave del movimiento BDS. Fue una respuesta al apoyo institucional unánime de las universidades israelíes a las políticas de ocupación y apartheid contra la población palestina, que, entre otras cosas, se materializan en una estrecha cooperación con el ejército israelí y en políticas discriminatorias contra los estudiantes palestinos.

Para adherir a la campaña de boicot  los docentes o investigadores latinoamericanos que pertenezcan a cualquier institución académica deben firmar la carta que se encuentra en el siguiente link https://bdscolombia.org/carta-de-boicot-academico/ 

Y Comprometerse a:

  • No participar de ningún tipo de intercambio o cooperación académica con cualquier institución israelí cómplice, el Estado de Israel, o aquellos que los representen oficialmente. 
  • No recibir ningún tipo de financiación o patrocinio por parte de cualquier institución israelí cómplice o del Estado de Israel.

Por otra parte se llama a las universidades, a suspender la cooperación con sus semejantes israelíes cómplices; y a los ministerios de educación en nuestros países, a suspender la cooperación con universidades cómplices y el Estado de Israel, hasta que éste respete los derechos políticos y humanos del pueblo palestino, sancionados por la ONU.

Fuente: BDS Latinoamérica