A 52 años de la Resolución 242, Israel sigue sin acatar ninguna de las resoluciones de la ONU


Hoy se cumplen 52 años desde que se emitió la Resolución Nº 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, luego del término de la Guerra de los Seis días, la cual exigía “la retirada del ejército israelí de los territorios ocupados palestinos”.


La Resolución Nº 242, adoptada por unanimidad en el Consejo de Seguridad el 22 de noviembre de 1967, exigía también “la instauración de una paz justa y perdurable en Oriente Medio”, que pasa por “la retirada del ejército israelí de los territorios ocupados durante el reciente conflicto” y el “respeto y reconocimiento de la soberanía y la integridad territorial y la independencia política de cada Estado de la región, y su derecho a vivir en paz en el interior de fronteras reconocidas y seguras, al abrigo de amenazas y actos de fuerza”.


El 22 de octubre de 1973, la Resolución Nº 338, del mismo Consejo de Seguridad, confirmó la validez de la Resolución Nº 242 y asimismo lo hizo la reciente resolución Nº 2334, del 23 de diciembre de 2016, la cual condena “(…) todas las medidas que tienen por objeto alterar la composición demográfica, el carácter y el estatuto del Territorio Palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, incluyendo, entre otras cosas, la construcción y expansión de los asentamientos, el traslado de colonos israelíes, la confiscación de tierras, la demolición de viviendas y el desplazamiento de civiles palestinos, en violación del derecho internacional humanitario y las resoluciones pertinentes (…)”, llamando a poner “fin de inmediato y por completo a todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y que se respete plenamente todas las obligaciones jurídicas a ese respecto”.

En reiteradas ocasiones, el Consejo ha expresado preocupación acerca de la situación sobre el terreno, ha declarado la nulidad de las medidas adoptadas por el Gobierno de Israel para modificar el estatuto de Jerusalén, ha pedido que cesen las actividades israelíes en los asentamientos, determinando que carecen de validez jurídica, sin perjuicio de ello, Israel ha hecho caso omiso a estas determinaciones y sigue ocupando, robando tierras y construyendo asentamientos ilegales en lo que se espera sea un Estado Palestino.

Israel es el país que más ignora las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, siendo el único país que hasta la fecha nunca ha presentado los límites de sus fronteras, tal cual lo exige el organismo para incorporar a un país miembro.

Fuente: Comunidad Palestina de Chile