Pompeo acusa a Irán de “fomentar el terror” en Medio Oriente tras llegar a Israel

El responsable de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, acusó a Irán de “fomentar el terror”, incluso durante la crisis del nuevo coronavirus, en sus primeras declaraciones desde Jerusalén Ocupada, donde llegó el miércoles para conversar del proyecto de anexión por Israel de una parte de Cisjordania.

En su primer viaje al exterior en casi dos meses, el secretario de Estado se colocó a su llegada al aeropuerto de Tel Aviv una mascarilla con los colores de la bandera estadounidense, y se dirigió después a Jerusalén, para reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

“Incluso durante esta pandemia, los iraníes utilizan los recursos del régimen de los ayatolás para fomentar el terror en todo el mundo, pese a que el pueblo iraní sufre enormemente. Esto dice mucho sobre el espíritu de quienes dirigen ese país”, dijo Pompeo.

Irán, enemigo jurado de Israel y de Estados Unidos, es el país de Oriente Medio más afectado por la pandemia, con más de 110.000 casos, según datos oficiales.

En las últimas tres semanas, ha habido al menos seis bombardeos atribuidos a Israel contra “objetivos iraníes” en Siria.

Irán “no paró ni un minuto sus planes y acciones violentas contra los estadounidenses, israelíes y otros en la región”, dijo por su parte Netanyahu, quien aseguró que quería “luchar y hacer frente” a las “agresiones de Irán en Siria” y en otras partes del mundo.

“Amenaza para la paz”

La visita de Pompeo tiene lugar casi dos años después de que la administración de Donald Trump reconociera a Jerusalén como capital de Israel, y la víspera de la investidura de un gobierno de unidad entre Netanyahu y su ex rival electoral, el general Benny Gantz, para poner fin a la peor crisis política en la historia de Israel.

Esta visita del funcionario estadounidense coincide también con las celebraciones de los 72 años de la creación del estado de Israel y la conmemoración por parte de los palestinos de la Nakba o Catástrofe, que marca la expulsión de 750.000 palestinos de su casas por parte de grupos terroristas sionistas.

“La decisión (sobre la anexión) será tomada por Israel y quiero saber qué piensa al respecto el nuevo gobierno”, señaló Pompeo en una entrevista con el diario Israel Hayom antes de su viaje.

Israel desea anexionar el valle del Jordán, una zona estratégica que representa el 30% de Cisjordania, y los grandes bloques de colonias.

Poco antes de la llegada de Pompeo, el ejército israelí mató de un disparo a un adolescente palestino en Hebrón, al sur de Cisjordania. 

“Estados Unidos es una parte involucrada en este plan” de anexión, aseguró el principal negociador palestino, Saeb Erakat, añadiendo que Washington no los había contactado para preparar esta visita.

“Dirigentes de todo el mundo nos han dicho claramente que la anexión representa una amenaza no sólo para la paz en Oriente Medio, sino para el sistema internacional en su conjunto”, añadió.

Los dirigentes palestinos han cortado casi todas sus relaciones con las autoridades estadounidenses desde que Trump consideró a Jerusalén la capital de Israel y también rechazaron el plan estadounidense, presentado hace algunos meses, debido que solo obedecía a los intereses de Israel.

Pompeo no se reunirá durante su viaje con ningún responsable palestino.

Fuente: Radio Bío Bío

Edición: Comunidad Palestina de Chile