Príncipe Carlos de Inglaterra: “Es mi más querido deseo que el futuro traiga libertad, justicia e igualdad a todos los palestinos”

El Príncipe Carlos mostró su apoyo a la difícil situación del pueblo palestino que sufren por las políticas de Ocupación de Israel, afirmando que “es mi más querido deseo que el futuro traiga libertad, justicia e igualdad a todos los palestinos”.

Carlos en ese sentido se refirió a los “signos de dificultades continuas” que los visitantes enfrentan a su llegada a Belén, agregando que “me rompe el corazón que sigamos viendo tanto sufrimiento y división”.

El príncipe pronunció su discurso en Casa Nova, una casa de peregrinos franciscanos cercana a la Iglesia de la Natividad, donde habló con los líderes de la iglesia y con funcionarios de la salud y educación.

El heredero al trono británico se encuentra en Palestina tras asistir a Israel para conmemorar el 75º aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, con la presencia de más de 40 líderes mundiales.

El príncipe también se detuvo a charlar con un grupo de refugiados palestinos, entre ellos el Dr. Abdelfattah Abu Srour, director del Centro Al Rowwad en el campo de refugiados de Aida, quien relató que trabaja con niños de tan sólo ocho años de edad, quienes cuando se les ha preguntado qué quieren ser cuando sean mayores han respondido “que quieren morir porque a nadie le importa”. A lo que el príncipe respondió: “es doloroso escuchar eso”.

El príncipe también habló con otra refugiada, Rua Ahmad Abuoda, una estudiante de ingeniería de 20 años y miembro de un grupo de empoderamiento de mujeres que trabaja con madres y niños discapacitados en los campos de refugiados de Aida y Al Azzeh.

Antes de partir, el Príncipe recibió como regalo un mural de su escudo real diseñado en nácar por un artista iconográfico local.

Anteriormente, Carlos había asistido a un servicio multirreligioso en la Iglesia de la Natividad, el lugar de nacimiento de Jesús, en el centro de Belén.

En una lectura, el arzobispo anglicano de Jerusalén, el Reverendísimo Suheil Dawani, anunció la larga búsqueda del Príncipe por reunir a las diferentes religiones, diciendo que su “liderazgo y presencia ha dado esperanza a todos los cristianos, especialmente a aquellos en nuestra región que están sufriendo una extrema opresión, violencia y encarcelamiento”.

Al comienzo del día, en medio del viento y la lluvia, el Príncipe se unió a los líderes musulmanes y cristianos en una caminata simbólica por el centro de Belén en un gesto dirigido a difundir un mensaje de coexistencia religiosa.

Su primer compromiso en tierra palestina fue en una mezquita en la Plaza del Pesebre, donde escuchó como cristianos y musulmanes han vivido pacíficamente uno al lado del otro en Belén durante siglos.

La mezquita de Omar, la única mezquita de la Ciudad Vieja, aunque los musulmanes superan a los cristianos en Belén, lleva el nombre del Califa Omar, quien conquistó Jerusalén en el año 637 pero garantizó que los cristianos serían libres de continuar el culto.

El mensaje de la coexistencia religiosa fue, según el Príncipe, “un ejemplo maravilloso”.

Fuente: El Tiempo