OK

Actualidad / Noticias

Netanyahu a Piñera: "La asociación entre Chile e Israel es fuerte y duradera"

10/02/2019



Una carta personal mandó el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, al Presidente Sebastián Piñera, en la que dice que "hoy (martes 5 de febrero), hace setenta años, el gobierno de Chile reconoció el establecimiento del Estado de Israel, brindando un apoyo vital en un momento en que luchábamos por nuestra propia supervivencia".

Añade que "hoy, la asociación entre Israel y Chile es fuerte y duradera. Valoramos enormemente nuestra creciente cooperación en diversos campos, incluidos la seguridad, la agricultura, la investigación y el desarrollo. Juntos, nuestros dos países están construyendo un futuro más próspero y seguro para nuestros pueblos". Con motivo del aniversario, aprovechó la oportunidad "para expresar un profundo agradecimiento a usted y al pueblo chileno por su amistad y solidaridad". Al final, de su puño y letra, Netanyahu escribió que "fue maravilloso verte en Brasilia, y espero que nos volvamos a reunir pronto".





Críticas a la política exterior de Piñera

Durante el primer año de mandato del Presidente Piñera, han ocurrido varios hechos que hacen pensar en un giro de la política exterior chilena, especialmente respecto al tema palestino; el Ministerio de Relaciones Exteriores no ha condenado el asesinato indiscriminado de palestinos en la Franja de Gaza, el propio Roberto Ampuero recibió a una delegación de parlamentarios colonos en julio de 2018 y existió un silencio cómplice ante el caso de Ahed Tamimi, la demolición del pueblo Khan Al Ahmar y sobre la nueva ley israelí "Estado Nación del Pueblo Judío", que institucionaliza la discriminación en dicho estado, a pesar de que otros países -muchos europeos- la rechazaron públicamente, solo por nombrar algunos casos.

La actual política de Piñera incluso dista con la de su primer Gobierno, cuando reconoció el año 2011 al Estado de Palestina, como un "Estado libre, independiente y soberano", "conforme con las Resoluciones adoptadas por la Organización de las Naciones Unidas", lo que hoy se ve prácticamente imposible debido a las políticas que el propio Gobierno de Netanyahu está impulsando.

Si Chile, como ha manifestado en varias ocasiones, quiere contribuir al alcance de una paz justa y sostenible en Palestina, es necesario que ponga los medios para ello, y que adopte medidas que insten al respeto de la Legalidad Internacional, exigiendo el término de la ocupación y de la vulneración a los derechos humanos más básicos de los palestinos que ésta conlleva. La reunión con Netanyahu es precisamente todo lo contrario.

Prontuario de "Bibi" Netanyahu

Si hay una frase política que Netanyahu ha logrado calar en Israel ha sido "Paz con seguridad". Tras más de 30 años en altos cargos públicos, esa frase justifica cualquier masacre israelí en Palestina.

Benjamín estudió en Estados Unidos y se incorporó en una consultora internacional. Con 33 años comenzó a trabajar en las misiones diplomáticas israelíes en Estados Unidos. En 1984 fue embajador de Israel en las Naciones Unidas hasta 1988 cuando fue electo miembro del Kneset (parlamento israelí) como representante del partido Likud, y en 1993 fue elegido presidente de su partido.

En 1996 asumió por primera vez como Primer Ministro de Israel. Actualmente ejerce por tercera vez el mandato, logrando ser con 46 años, el primer jefe de gobierno israelí nacido después de la creación de Israel, en octubre de 1949. Además es el más joven en tener ese cargo y que cuenta con un pasado profesional en las fuerzas sionistas de ocupación.

1967 se alistó en las fuerzas de ocupación

Tras completar su educación secundaria en Filadelfia, regresó a Israel en 1967 para alistarse en las fuerzas de ocupación israelíes, en la víspera de la Guerra de los Seis Días. Fue destinado a la división de comandos de élites y fue preparado para la llamada guerra de desgaste que se llevó a cabo con las tropas egipcias y palestinas en una estrategia intermitente y de baja intensidad.

Como soldado y, luego oficial hasta principio de los años 70', Netanyahu se involucró en varias misiones especiales. En 1968 estuvo en el raid contra el aeropuerto internacional de Beirut, y en 1972 fue parte del rescate de rehenes del reactor de la compañía belga Sabena y donde terminó herido.

También sirvió en la Sayeret Matkal, Unidad de Reconocimiento del Estado Mayor General, y fue subordinado de Ehud Barak, quien llegó a ser general y jefe del Estado Mayor de las fuerzas de ocupación israelí.

En 1972 Netanyahu se apartó del servicio a las fuerzas militares y regresó a Estados Unidos donde estudió Ciencias Políticas en Harvard. En octubre de 1973 viajó rápidamente tras el estallido de la guerra del Yom Kippur. Cuando terminó, retomó sus estudios, ahora en el MIT.

Mentiras de Oslo

Si bien se dio la mano con Yasser Arafat en medio del "proceso de paz" de Oslo, Netanyahu en realidad contravino sus propias creencias, ya que no solo al firmar Oslo apoyaba -teóricamente- la creación del Estado Palestino, sino que él mismo había hecho declaraciones en contra del legítimo derecho de los palestinos de tener su Estado. Pero además, intentó que el comité central del Likud rechazara la creación del Estado Palestino.

Aún así, ambos líderes se estrecharon las manos en el paso fronterizo de Erez para cerrar los aspectos pendientes de los Acuerdos de Oslo. Sin embargo, lejos de materializarse, llegó a un punto muerto entre las dilaciones que Israel y Estados Unidos lograron hacer para evitar, hasta el día de hoy, la creación del Estado Palestino.

El año 2003 Netanyahu asumió como ministro de finanzas del gobierno de Ariel Sharon y en 2009 otra vez asumió como Primer Ministro, momento en que ha profundizado la colonización israelí en Cisjordania y llevado a cabo largas masacres. Solo este año se han asesinado a 253 palestinos en Gaza.

El 2012 y por quinta vez, Netanyahu, fue elegido como el máximo dirigente del partido siendo la principal figura del Likud durante los 19 años anteriores.

Responsabilidades en las masacres palestinas

En el marco de la Gran Marcha por el Retorno que se realiza en Gaza desde marzo de 2018 y que se vio acrecentada tras la apertura de la Embajada estadounidense en Jerusalén, el ejército de ocupación disparó y asesinó al menos a unos 60 palestinos de la Franja en la primera semana de manifestaciones, rechazando Netanyahu una investigación solicitada por la ONU y la Unión Europea.

En marzo de 2016 Netanyahu justificó el asesinato de las fuerzas militares israelíes de un palestino de 21 años que ya había sido reducido y estaba tendido en el suelo. Esto ocurrió en Hebrón y se conoció a través de un video que se hizo viral tras lo cual el premier espetó por Facebook que "los ataques al Ejército como una entidad inmoral, como se ha dicho durante el fin de semana, son indignantes y falsos. Las fuerzas armadas israelíes son un ejército moral que no ejecuta a la gente".

El 2014 Netanyahu ordenó el asesinato de más de 2000 civiles palestinos en la llamada operación "Margen Protector" en contra de Gaza, muriendo cientos de niños. Aquella ocasión él dijo los ataques en Gaza fueron "justificados" y "proporcionados".

Este año 2018, Netanyahu además de estar detrás de las masacres de las marchas por el Retorno en Gaza y el avance de la colonización en Cisjordania, ha dado luz verde a polémicos proyectos de ley, entre ellos la de "Estado Nación Judío" que institucionaliza el apartheid en contra de quienes no son ciudadanos de Israel. Además, defendió los reiterados ataques a la Flotilla de la Libertad que intentaban ingresar a Gaza para abastecer con insumos médicos de primera necesidad y comida a los gazatíes, los que aún están en manos israelíes.

Junto con ello, ha hecho vista gorda a las decenas de resoluciones que condenan el actuar israelí y sus crímenes de Apartheid, acallando también las voces de activistas pacifistas como los de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, a quienes se les ha vetado el ingreso a Israel tildándolos como una amenaza para la seguridad de su país, por el solo hecho de exigir el respeto a la Legalidad Internacional, a los Derechos Humanos, a la igualdad y al fin de la ocupación israelí.






Fuente: La Segunda
Edición Comunidad Palestina de Chile