OK

Actualidad / Noticias

La opresión israelí sobre el pueblo palestino en un documental nominado a los Goya

28/11/2018



El corto documental nominado a los Goya "Gaza. Una mirada a los ojos de la barbarie" dibuja la cruda cotidianidad en tierra palestina tras la ocupación israelí y después del último gran ataque que sufrieron en el verano de 2014, silenciado en los medios.

El corto Gaza. Una mirada a los ojos de la barbarie, acerca al espectador la constante vulneración de derechos humanos que sufre la población palestina en la Franja de Gaza, además de la situación de bloqueo en la que miles de personas intentan sobrevivir en el día a día.

A través de diversos personajes, erigidos como protagonistas de la cinta, se puede entrever la necesidad de que tanto la complicidad de la comunidad internacional como la impunidad de Israel deben cambiar radicalmente de signo para que la situación de ocupación y represión termine.

Los directores del cortometraje, nominado en la categoría de mejor corto documental en los próximos Premios Goya, son Carlos Bover y Julio Pérez, dos especialistas en comunicación mediante nuevos formatos. Fueron ellos los que decidieron documentar, con esta pieza, el devenir de la Franja de Gaza a partir del bombardeo israelí del verano de 2014, cuando la mayoría de medios de comunicación dejaron de cubrir el ataque con la asiduidad con la que lo hacían antes.

La necesidad de contar las consecuencias que acarrearon en el pueblo palestino la invasión israelí se centraban en la desnutrición, la falta de suministros, medicinas y bienes de primera necesidad. Debido a ello, los directores acordaron que serían las víctimas quienes contarían, en primera persona, todo lo que sucedía en su particular cotidianidad.

Viajaron hasta El Cairo para entrar en la Franja de Gaza por la única frontera que el territorio no tiene con Israel, la frontera de Rafah. Después de conseguir llegar a Cisjordania tras superar diversos imprevistos políticos que les hizo variar su plan inicial, pudieron observar durante varias semanas el trato inhumano que se le da a la población palestina en este territorio.

De este modo, el documental, que comenzó como una mera denuncia de la situación del pueblo Palestino, pronto se convirtió en un retrato íntimo del horror, crudo y sin censuras, de las consecuencias de la barbarie sobre la población civil.

Realizado desde "El Retorno Producciones", los productores del filme, que puedes ver aquí en primicia, remarcan que "el documental, no ha conseguido financiación, ha sido censurado en festivales, han intentado boicotear proyecciones y ha recibido acusaciones de todo tipo".

Ver documental aquí

Fuente: Público