OK

Actualidad / Noticias

Abdirahman Aynte, de la UNRWA: "EE.UU. envió el mensaje incorrecto sobre los refugiados palestinos"

03/09/2018


Washington eliminó sus aportes a la agencia de la ONU que ayuda a esa población en cinco territorios.

Brinda apoyo a más de cinco millones de refugiados palestinos en la Franja de Gaza, Cisjordania, Siria, Líbano y Jordania, y ahora la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) se enfrenta a la 'mayor crisis financiera' de sus 70 años de historia, aseguró el somalí Abdirahman Aynte, director de planificación de la agencia.

El viernes, el gobierno de Estados Unidos anunció que no financiará más a UNRWA. Históricamente, el país es el mayor colaborador de la agencia: solo en 2017, le donó más de US$ 350 millones. "EE.UU. ya no está dispuesto a llevar la parte desproporcionada de la carga", dijo Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado.

"Existe el riesgo real de que a fines de este año, si no logramos movilizar todos los fondos que requerimos, la agencia no pueda operar todos sus servicios. EE.UU. envió un mensaje incorrecto a la comunidad internacional y a los donantes, de que los refugiados palestinos no importan. Esta decisión también impacta el mandato de la agencia, que es promover la estabilidad y contribuir a una solución justa y verdadera al conflicto palestino-israelí", afirmó Aynte en una reciente visita a Chile, para el lanzamiento de la campaña "La dignidad no tiene precio".

Financiada mayoritariamente por contribuciones voluntarias, UNRWA fue creada en 1949, tras la creación de Israel en 1948, cuando más de 700.000 palestinos fueron expulsados de sus hogares. El organismo les otorga el estatus de refugiados tanto a esas personas como a sus descendientes, por lo que hoy contabiliza 5,3 millones de refugiados que necesitan su apoyo.

Sin embargo, "Estados Unidos no quiere dar más financiación adicional para esta operación irremediablemente sesgada", dijo Nauert, al acusar a la agencia de aumentar "de manera exponencial' el número de palestinos refugiados. 'Simplemente esto no es viable", concluyó.

La decisión de la Casa Blanca fue condenada por varios gobiernos "entre ellos Líbano, Jordania y España" y celebrada por el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu: La UNRWA "perpetúa la situación de los refugiados en lugar de buscar resolverlos", dijo ayer Netanyahu.

Según Aynte, la reducción de los aportes de EE.UU. pone en riesgo, entre otras cosas, la educación básica gratuita para más de 500.000 niños y niñas, la asistencia en efectivo para 1,7 millones de personas extremadamente vulnerables y la atención sanitaria y medicamentos gratuitos para 3,5 millones de personas. Para esto, de acuerdo con cálculos de UNRWA, se debería recaudar US$ 500 millones, de los cuales unos US$ 398 millones serían destinados a la Franja de Gaza y Cisjordania, donde la situación "es crítica".

La población de esos lugares cuenta solo con cuatro horas de electricidad al día; más del 60% está sin trabajo, la tasa de desempleo más alta del mundo. Incluso, las tasas de suicidio se están incrementando. La agencia trata de proveer servicios básicos, pero esto a largo plazo no es sostenible. "Lo único sostenible en el tiempo es que se encuentre una solución política al conflicto entre Israel y Palestina duradera y justa", afirmó.

Aynte aseguró que la cancelación de fondos también pone en riesgo las políticas de igualdad de género llevadas a cabo hasta ahora en los distintos territorios. UNRWA ha empleado a más de 30.000 personas, de las cuales cerca del 50% son mujeres. En 2017, más de 16.000 palestinas recibieron préstamos para emprender actividades económicas, y la agencia respondió y dio apoyo al 95% de los casos de violencia de género.

Aynte destacó que Chile, que acoge a la mayor población de palestinos fuera de Medio Oriente, "siempre ha apoyado ante la ONU la renovación del mandato de la agencia. También ha apoyado por décadas contribuciones anuales".

"Chile puede influenciar a los otros países para que, como región, se pueda apoyar a la causa y a la población palestina. Además, debido al gran desarrollo económico conocido en las últimas décadas podría incrementar su contribución financiera".

Fuente: El Mercurio