OK

Actualidad / Noticias

Maya Khamis, empresaria chilena-palestina: "en Tel Aviv trataron de quebrarme"

18/07/2018



"Necesito que todos ustedes sepan que hoy (6 de julio) en el aeropuerto de Tel Aviv fui terriblemente acosada. Sicológicamente abusada. Mentalmente torturada. Completamente humillada. Toqueteada de maneras en que no puedes ser tocada en un aeropuerto, menos en el año 2018". Así describió Maya Khamis la experiencia en el aeropuerto de Israel para ingresar a Palestina.

La denuncia la escribió en su cuenta de Facebook personal en el contexto de un viaje a Palestina de diversas mujeres empresarias y profesionales chilenas impulsadas por el Bank of Palestine con el objetivo de intercambiar know-how, experiencias, oportunidades, con miras a lanzar un Consejo de Asesoría Empresarial.

Maya Khamis, denunció que la seguridad israelí en Tel Aviv, que está a cargo de autorizar el ingreso a Palestina, "trataron de quebrarme. Trataron de romperme el alma. Trataron de hacerme olvidar mi sangre, mis raíces".

En su relato Khamis explica que la hicieron pasar varias veces a través de "detectores de metal/nuclear/anti armas sin siquiera preguntarme si podría estar embarazada" y que la hicieron sentir como "una delincuente, asesina, un peligro para la sociedad".

"Soy chilena, pero tengo sangre alemana y palestina", expresa en su publicación y detalla que en el aeropuerto de Tel Aviv además de ser "terriblemente acosada", "sicológicamente abusada", "mentalmente torturada", "completamente humillada" y "toqueteada de maneras en que no puedes ser tocada en un aeropuerto, menos en el año 2018", además fue "re chequeda revisando mis cosas personales una y otra vez por la policía del aeropuerto, mientras me desafiaban con sus miradas".

Pese a que llegó con cuatro horas de anticipación, la policía aeroportuaria intentó dilatar la revisión de sus pertenencias para que perdiera el vuelo. "En Tel Aviv trataron de quebrarme, romperme el alma" y "trataron de hacerme olvidar mi sangre, mis raíces". Es más, "trataron de atemorizarme para que nunca vuelva a las tierras donde nació mi padre. La Tierra Santa..."

Sin embargo, "nunca podrán quebrarme, tengo sangre palestina", concluye su denuncia.

Las fuerzas de seguridad sionistas controlan el ingreso y salida de viajeros, turistas y nacionales que viajan a Palestina y son varios chilenos y chilenas quienes han sido deportados a discreción. Además, son cientos los testimonios de los malos tratos y diferentes estrategias que realizan las fuerzas de ocupación para amedrentar a quienes tienen apellido palestino y así evitar el ingreso de ellos a su tierra natal.