OK

Actualidad / Noticias

Futbolistas palestinos amputados, el orgullo de Gaza

12/07/2018


Al silbato inicial, con sus botas y camisas naranjas fluorescentes, los jugadores ocupan el terreno de césped artificial de Deir el-Balah, en el centro de la Franja de Gaza, apoyados en sus muletas de metal. Es el equipo de futbol que muestra el orgullo de los palestinos amputados.

"Era portero antes de mi herida. Ahora la discapacidad ya no es un obstáculo en mis ambiciones". Islam Amoum, de 27 años

Él perdió su pierna izquierda en un ataque israelí durante la guerra de 2014.

Islam es uno de los 15 jugadores del único equipo de fútbol de amputados de Gaza, cuyos miembros tienen una edad comprendida entre los 16 y los 40 años. Cada lunes se encuentran en el terreno para intercambiar unos pases, trabajar sus aceleraciones y sus destrezas.

El equipo está formado por 15 jugadores del único equipo de fútbol de amputados de Gaza.
Los miembros tienen una edad entre los 16 y los 40 años.

Los jugadores repiten cada día ejercicios en una sala reservada en la asociación de discapacitados.

El grupo se ha ganado el sobrenombre de "equipo de héroes".

La mayoría de los jugadores son heridos de guerra.

Además del entrenamiento semanal, los jugadores repiten cada día ejercicios en una sala reservada en la asociación de discapacitados físicos de Deir el-Balah.





Equipo de héroes

El grupo se ha ganado el sobrenombre de "equipo de héroes". Un orgullo para Fouad Abou Ghalioun, de 62 años, en el origen del proyecto.

"Tuve la idea de formar este equipo viendo un partido de fútbol, Turquía-Gran Bretaña, de jugadores amputados, al final del año pasado".

"Entonces pensé que podía realizar el sueño de centenares de amputados en Gaza, que perdieron un miembro a causa de la ocupación (israelí) o en un accidente", añade. Su próxima meta es crear un campeonato local y, que un día, sea reconocido por la FIFA.


¿Cuál es su propósito?

"El equipo de héroes" quiere enviar una imagen diferente de la discapacidad.Disputó dos partidos el mes pasado, en Rafah, en el sur del enclave, y en el campo de refugiados de Nuseirat (centro).

  • Unas tres mil personas acudieron para ver a los jugadores, en partidos cinco contra cinco, recuerda con orgullo su entrenador.
"El público viene a aplaudir a los jugadores porque les gusta, no por piedad. Ofrecemos alegría a los espectadores, placer", añade Mahbouh, que espera que el entusiasmo llegue a las instituciones palestinas, árabes e internacionales, para que les ofrezcan un apoyo logístico y económico.

"¡Quiero convertirme en un jugador conocido y levantar la copa tras una victoria de Palestina!", dijo el jugador Ibrahim Khattab de 13 años.

Fuente: UnoTV