OK

Actualidad / Noticias

UGEP denuncia a Rolando Jiménez por censura anti palestina en marcha del orgullo

26/06/2018



El día sábado 23 marchamos en la marcha del Orgullo LGBTI+Q como Unión General de Estudiantes Palestinos (UGEP) para denunciar el lavado rosa (Pinkwashing) que hace Israel en el mundo, ya que por una parte hacen marcha Pride en Tel Aviv, mientras que en Gaza y Cisjordania asesinan y violan los DDHH de la manera más brutal.

Al comenzar la marcha la Comunidad Judía se subió al escenario principal del Movilh-Iguales, donde después de hablar con ellos, y por ocurrencia del momento de algunos organizadores fuimos invitados a subir, pero por descoordinación no pudimos ya que el camión había comenzado su trayecto. Por lo tanto, marchamos alegres y pacíficos, con nuestros cánticos y banderas, teniendo en el camino muchas entrevistas y apoyo de la gente con nuestra causa.

Cuando llegamos al final de la marcha en Metro los Héroes nos acercamos al escenario para ver si podíamos hablar. Le pedimos a nuestro activista gay Salvador Ojeda que hablara a nombre de la agrupación, y cuando Salvador se acercó al lugar le dijeron que le preguntara a Rolando Jiménez. Salvador Ojeda iba con kufiyya y una bandera palestina en su mano, y le preguntó a este señor si podía subir, a lo cual él respondió:

"Los palestinos no se suben al escenario".

Frente a esta respuesta, Salvador contestó:

"Esto se va a saber, te denunciaremos por discriminador", a lo cual él contestó con garabatos y nosotros, molestos, nos retiramos del lugar.

Es sabido que Israel financia a esta organización: hemos visto cómo la embajada israelí le financia ciclos de cine y viajes internacionales a Rolando Jiménez con la comunidad israelí.

Este acto de censura se suma a la complicidad que Jiménez y el Movilh le rinden al sionismo, manteniendo un silencio cómplice frente a las recurrentes masacres israelíes contra el pueblo palestino, y celebrando a Israel por ser una nación "gay friendly". Prestándose así para el lavado rosa israelí en Chile.


Lo que se vivió ayer es impresentable, no solo por el acto de censura y discriminación que vivimos nosotros, sino también por las compañeras lesbo-feministas que fueron agredidas por este señor. Toda lucha feminista debe ser anticolonial, y toda lucha anticolonial debe ser feminista.

Fuente: Unión General de Estudiantes Palestinos - Chile