OK

Actualidad / Noticias

Palestina presente en foro "Racismo de Estado" en "Semana Mechona" de la Universidad de Chile

27/03/2018


En una feria instalada para dar la bienvenida a los estudiantes nuevos en la Universidad de Chile, la Secretaría de Solidaridad con los Pueblos Oprimidos (Sesopo), la Unión General de Estudiantes Palestinos (UGEP) y la Coordinadora Estudiantil Mapuche (COEM) realizaron una jornada de debate e información.

Luego del volanteo para dar a conocer la nueva secretaría, se inició el foro titulado "Racismo de Estado" que tenía por objetivo reflexionar en torno a las formas en que se desarrolla el racismo y que tenían gran relevancia pues era la primera actividad del año de la Sesopo.

Se hizo una genealogía recordando el racismo biologicista, el cultural, el religioso e incluso, el ideológico. A su vez, se planteó cómo esas formas permearon a los Estados y cómo los Estados crearon un aparataje institucional para controlar a las poblaciones consideradas inferiores, haciendo énfasis en la historia latinoamericana, pasando por la época colonial.

Se habló del caso haitiano como colonia francesa y el encargado de dicha charla fue Emanuel Mon Point, activista y académico haitiano que trabaja respecto al racismo en América Latina. Luego, fue el turno del también académico, Mauricio Amar, quien expuso sobre cómo Israel se ha convertido en el paradigma de Estado racista al adoptar todas las medidas de segregación y llevarlas a cabo de manera total contra la población palestina. A su vez, planteó cómo el pueblo palestino se ha convertido en el paradigma del pueblo ocupado e hizo un símil con el caso del pueblo mapuche y haitiano, pues son distintos pueblos indígenas que enfrentan el racismo.

También expuso Felipe Villegas, lingüista e integrante de Trawün, quien habló sobre el racismo de estado presente en los textos escolares chilenos en referencia al conflicto mapuche. Puso como ejemplo, la mistificación del "mapuche civilizado", y explicitó que en términos de discurso habían mapuches permitidos y otros prohibidos. También dio cuenta de la forma de exotizar a los mapuches y criticó que los mapuches aceptados eran los que le entregaban magia y mística a la cultura chilena, como una forma de folklorizarlos, pero no había un reconocimiento de la conquista y ocupación del territorio por parte del Estado, naturalizando la ocupación y las políticas de segregación. Obviamente, los mapuches no aceptados eran los violentos que hacían problemas tanto para los "mapuches buenos" como para los chilenos.

Con esta actividad, se marcó el punta pié inicial de la Sesopo que busca abrir espacios de discusión y solidaridad con los pueblos oprimidos.

Fuente: Federación Palestina