OK

Actualidad / Noticias

Colección errante busca museo en Palestina

20/03/2018


Un grupo de intelectuales reclama en París la creación de un Museo Nacional de Palestina en Jerusalén Este que exhiba las más de 300 obras donadas por artistas solidarios con la causa.

Algunas de estas obras se exponen hasta el 13 de mayo en el Instituto del Mundo Árabe (IMA) -cuya sede a orillas del Sena dio fama internacional a su arquitecto, Jean Nouvel-, que por segundo año consecutivo abre al público parte de la colección.

"Es cierto que la situación política está congelada pero precisamente por esto no hay que esperar. Al contrario, proyectos como este ayudan políticamente porque confirman que es un pueblo vivo y que, como todos, tiene derecho a ver cosas bonitas", explica a Efe el embajador de Palestina ante la Unesco, Elias Sanbar.

Sanbar, poeta e historiador asentado en Francia, se lanzó a la creación de la Asociación de Arte moderno y contemporáneo en Palestina en 2016, junto al pintor francés Ernest Pignon-Ernest, participante en los años 80 en el "Museo del exilio" de Sudáfrica, donde el arte sirvió para denunciar el apartheid.

La idea se consolidó gracias a la colaboración del Instituto del Mundo Árabe, que guarda las más de 300 obras donadas hasta la fecha por artistas internacionales y trabaja junto a esta asociación en la búsqueda de un terreno de 5.000 metros cuadrados en Jerusalén Este para acoger un verdadero Museo Nacional de arte contemporáneo.

"En cuanto encontremos el sitio nos lanzaremos a la apertura -agregó Sanbar-, pero es complicado porque hay que tener en cuenta que es un proyecto en una tierra ocupada y, por tanto, puede ser destruido. Estos artistas nos han dado su confianza y no podemos poner sus obras en peligro".

Fotografía, escultura, cine y pintura constituyen la colección de este museo errante, con donaciones de artistas europeos como Claude Viallat o Robert Combas y árabes como Hamed Abdalla o Rachid Koraïchi, que esperan además contribuir a mejorar la imagen de Palestina, alejándola de las escenas de las habituales escenas de conflicto.

No se trata de crear una muestra sobre Palestina sino para ella: "Queremos crear un fondo público porque es fundamental que un Estado garantice una serie de servicios estéticos a sus ciudadanos. Ya hay museos privados en Palestina, muy buenos, pero no es lo mismo, esto es un proyecto ciudadano", insiste Sanbar.

"Desde que iniciamos la exhibición hace una semana no pasan dos días sin que recibamos una propuesta de donación de un nuevo artista", comentó el responsable del museo del IMA, Eric Delpont, que espera que las obras puedan ser expuestas en pinacotecas de todo el mundo, una manera también de consolidar el proyecto.

Sus comisarios destacan el "alto nivel artístico" de las donaciones, que en esta segunda edición responden al lema "Nous aussi, nous aimons l'art" (Nosotros también amamos el arte), inspirado en el poema del palestino Mahmoud Darwish, "Nosotros también amamos la vida".

La cesión solidaria de las obras es, para la asociación, una de los principales rasgos del conjunto, que insiste en el carácter "personal" y "emotivo" del proyecto.

"El año pasado nos visitaron algunos adolescentes palestinos -cuenta Sanbar- y nos sorprendimos al ver que lo que más les emocionaba era que cada obra iba acompañada de un cartel que indicaba la pertenencia a la colección nacional permanente del Museo de Palestina. Era un motivo de orgullo para ellos".

Mientras la institución se consolida, sus defensores saben que el proceso puede ser largo y complejo, pero esto no les desmotiva, "al contrario -dice Delpont-, no hay que dejar de soñar".

Fuente: Vanguardia