OK

Actualidad / Noticias

Líderes palestinos están listos para un cambio importante de estrategia

03/01/2018


Los líderes palestinos están considerando seriamente un cambio importante en la estrategia que incluirá el intento de agregar nuevos países claves como patrocinadores internacionales del proceso de paz. Se harán serias consideraciones a la relación entre Palestina e Israel que se estableció durante el proceso de Oslo de dos décadas de antigüedad.

En una entrevista con el diario londinense Al-Hayat el 25 de diciembre, el alto dirigente de Fatah, Azzam al-Ahmad, dijo que el Consejo Central Palestino (PCC) se reunirá a mediados de enero de 2018 para declarar a Palestina como un "Estado bajo ocupación", y declaró que los palestinos no pueden continuar su relación con el Estado israelí mientras éste niega "los derechos de nuestro pueblo a tener su capital en Jerusalén".

No está claro si los delegados de Hamas y la Jihad islámica palestina asistirán a la próxima reunión. Ahmad dijo en su entrevista con Al-Hayat que fue rechaza una solicitud de Hamas para celebrar la reunión del PCC en el Líbano, por lo que Ramallah fue elegida como el lugar de la próxima reunión.

El miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, Asaad Abdel Rahman, dijo a Al-Monitor que planea presentar una solicitud en la próxima reunión del PCC, donde los funcionarios israelíes responsables de las actividades ilegales de los asentamientos, especialmente en Jerusalén, deberían ser juzgados en la Corte Penal Internacional (ICC). "Todo el papeleo legal está listo, y deberíamos poder declarar los nombres de los criminales israelíes que deben ser juzgados por crímenes de guerra", dijo.

Abdel Rahman insiste en que un caso así no debería demorarse más porque cada retraso "nos hace responsables colectivamente de la expropiación de tierras en Palestina y Jerusalén".

Abdel Rahman, un independiente que no está conectado a ninguna facción, está convencido de que este es el momento más oportuno para hacer que los israelíes paguen un precio por la ocupación. "Ahora estamos relativamente libres de las condiciones impuestas por los Estados Unidos, que históricamente han encadenado nuestra capacidad de acercarnos a organizaciones internacionales como la CPI. Debemos usar esta ventana como una oportunidad para obligar a los israelíes a pagar un precio por su ocupación y los asentamientos ilegales".

Además señaló que es un deber de todos los palestinos asegurarse de que Israel rinda cuentas. "Los días de impunidad han terminado. Desde la decisión de los Estados Unidos sobre Jerusalén, las actividades en los asentamientos ilegales han aumentado drásticamente".

El ministro de construcción israelí, Yoav Galant, anunció un plan de construcción de 14.000 nuevas unidades de asentamientos, dos días después de la declaración del presidente estadounidense Donald Trump el 6 de diciembre.

Tayseer Khaled, otro miembro del Comité Ejecutivo de la OLP del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, dijo el 26 de diciembre que la próxima reunión debería comenzar sus deliberaciones revisando decisiones anteriores tomadas en la última reunión del PCC celebrada en marzo de 2015. "En la reunión de 2015 se decidió terminar nuestra conexión con los Acuerdos de Oslo y la coordinación de seguridad con Israel, pero esto no ha sucedido", dijo Khaled.

Nabil Shaath, asesor principal del presidente Mahmoud Abbas, fue enviado a Rusia y China para evaluar su disposición a participar en la mediación multinacional. "La recepción que recibimos en Moscú y Beijing fue de primera clase. Ellos apoyaron con entusiasmo nuestros esfuerzos por crear un nuevo mecanismo para patrocinar el proceso de paz que incluye a europeos, rusos y chinos", dijo Shaath al diario árabe Arab News en su edición del 24 de diciembre.

Si bien gran parte de la retórica política ha sido en contra de Israel, se han hecho pocas llamadas para castigar a Estados Unidos o incluso excluirlo totalmente del proceso de paz. Los expertos han argumentado que los palestinos necesitan a los Estados Unidos para presionar a Israel.

Osama Al Sharif, periodista y comentarista político radicado en Ammán, argumenta en un artículo de opinión que, en teoría, Estados Unidos es el único país que puede ejercer presión sobre los israelíes. "Como hemos visto durante la presidencia de (Barack) Obama, existen límites al dominio de Estados Unidos sobre Israel. Abbas necesita que la comunidad internacional convenza a los EE.UU. Después de todo, y al menos que el equilibrio de poder regional cambie drásticamente, el papel de Estados Unidos en la búsqueda de una paz duradera sigue siendo esencial e indispensable".

Los eventos de las últimas semanas han dejado claro que una nueva generación de resistentes palestinos está demostrando que la causa palestina está viva y fuerte con los jóvenes. El apoyo a los palestinos no se ha limitado a los territorios ocupados, sino que se ha extendido por todo el mundo.

Se han hecho muchos llamados para asegurar que el nivel de participación actual, a nivel local, regional e internacional, se traduzca también en acción. Muchos esperan que esta emoción y energía se canalicen adecuadamente para crear nuevas ideas y líderes que estén más cerca de la gente y no encadenados con los caminos del pasado.

Muchos líderes palestinos ven la decisión de los Estados Unidos como una oportunidad única para elevarse y trabajar seriamente por la unidad nacional. Piden poner fin a la división palestina y unirse por un propósito común. En varios círculos palestinos se piensa que éste es el mejor enfoque para preservar la firmeza de los palestinos y hacer que los ocupantes paguen un precio mucho más alto por su ocupación ilegal, por los asentamientos de colonos y por la denegación de los derechos palestinos.

Fuente: Palestine Pulse, Al-Monitor
Traducido por Federación Palestina de Chile