Macron tuvo un altercado con la policía de ocupación israelí: “Respeten las reglas, conmigo no las van a cambiar”

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió insistentemente a los policías israelíes que le permitieran entrar en la iglesia de Santa Ana de Jerusalén, en una escena que recuerda un incidente similar que había sufrido ex presidente frances, Jacques Chirac en 1990.

“No me gusta lo que hiciste delante de mí”, gritó Macron en inglés a un policía israelí plantado frente a él en la entrada de la iglesia, en la Ciudad Vieja de Jerusalén Ocupada.

“Salgan por favor, nadie tiene que provocar a nadie, ¿entendido?”, lanzó Macron en inglés.

“Mantengamos la calma, hemos hecho una hermosa caminata, hacen un buen trabajo en la ciudad y lo aprecio, pero por favor, sigan las reglas establecidas durante siglos. No cambiarán conmigo, se los puedo asegurar”, añadió, el presidente.

“Aquí es Francia, y todo el mundo conoce la regla”, subrayó, siempre en inglés, el jefe de estado francés, que improvisó un paseo por la Ciudad Vieja de Jerusalén Ocupada, donde sólo había previsto visitar la iglesia de Santa Ana.

La basílica de Santa Ana, construida por los cruzados en el siglo XII y donada por el Imperio Otomano a Francia en 1856, es uno de los cuatro territorios que Francia administra en Jerusalén Ocupada.

Fue en este mismo barrio de Jerusalén, donde el ex presidente francés Jacques Chirac se enojó en 1996 con los soldados israelíes que lo rodeaban demasiado y lanzó su ya célebre frase “Do you want me to go back to my plane?” (¿Quiere que vuelva a mi avión?) antes de exigir que los militares salgan del recinto de Santa Ana.

Fuente: Infobae