Los principales partidos irlandeses apoyan el boicot a productos israelíes manufacturados en Territorios Ocupados

Los principales partidos políticos irlandeses, Sinn Fein y Fianna Fail, apoyan la aprobación del proyecto de ley, que prohibiría la importación por parte de Irlanda, de productos manufacturados en Territorios Ocupados Palestinos.

El proyecto de ley, presentado por primera vez en 2018, prohíbe el comercio con los territorios que se consideran bajo ocupación. La aprobación del proyecto de ley detendría efectivamente el comercio entre Irlanda y los asentamientos israelíes ilegales en la Ribera Occidental.

El manifiesto de Fianna Fail, publicado el 24 de enero pasado, decía que el partido “haría avanzar el proyecto de ley de los territorios ocupados”.

El ex portavoz de asuntos exteriores de Fianna Fail, Niall Collins, dijo que “no teníamos que ponerlo en nuestro manifiesto. Pero insistimos en hacerlo”.

Mientras tanto, el Sinn Fein prometió “prohibir que los productos de los asentamientos coloniales ilegales de Israel en Palestina entren en el mercado irlandés mediante la aplicación del proyecto de ley sobre los territorios ocupados” en un manifiesto publicado días después.

Denise Mitchell, miembro del Sinn Fein, dijo que “este proyecto de ley tiene como objetivo defender el derecho internacional, que claramente esto no se aplica a las vergonzosas acciones en curso de Israel en la Ribera Occidental palestina”.

El proyecto de ley de los Territorios Ocupados fue redactado por Sadaka, una organización irlandesa que defiende los derechos de los palestinos. Si se aprueba, la ley convertiría a Irlanda en el primer país de la Unión Europea, en condenar las transacciones comerciales con los asentamientos ilegales.

Un informe publicado por Trading Away Peace afirmó que la UE importó de Israel entre enero y octubre de 2018 mercancías por valor de unos 50 millones de euros (55 millones de dólares), de los cuales aproximadamente un 1% -552.300 dólares- procedía de los asentamientos. El análisis también informó de que la UE importa 15 veces más de los asentamientos ilegales que de Palestina.

Sin embargo, la Comisión Europea asestó un golpe a la histórica legislación en diciembre de 2019, al anunciar que sólo la UE tiene la facultad de prohibir las importaciones procedentes de un país no perteneciente a la UEv.

El gobierno saliente, dirigido por el partido Fine Gael, fue el único partido irlandés que votó en contra del proyecto de ley en enero de 2019, alegando que choca con las obligaciones de Irlanda como miembro de la Unión Europea.

Mientras tanto, diez miembros del Congreso de los Estados Unidos de América escribieron en marzo de 2019 una carta enérgica al actual primer ministro irlandés, Leo Varadkar, en la que detallaban su oposición al proyecto de ley y pedían que se censurara.

Sin embargo, el Sinn Fein y Fianna Fail están empatados en el primer lugar en las últimas encuestas, antes de las elecciones del próximo sábado 8 de febrero.

Los partidos Verde, Laborista y Solidaridad también se han movilizado para apoyar el proyecto de ley, y los socialdemócratas se pronunciaron a favor de la medida durante un debate parlamentario, pero aún no han confirmado su compromiso.

Fuente: Monitor de Oriente