La ley marcial de la ocupación israelí priva de derechos civiles a 2,5 millones de palestinos

Los palestinos en Cisjordania aún están siendo procesados ​​por leyes militares que fueron diseñadas para mantener la paz en los primeros días de la ocupación israelí luego de la guerra de 1967 y que han sofocado los derechos civiles en el territorio durante más de 50 años, dice Human Rights Watch

Las restricciones, algunas de las cuales se basan en leyes aprobadas durante la era colonial británica, se usan regularmente para disolver protestas, cerrar estaciones de radio y arrestar a activistas bajo cargos como “intentar influir en la opinión pública de una manera que pueda dañar el orden público” , según un informe de Human Rights Watch.

El informe fue el último en ser investigado por el director del grupo en Israel, Omar Shakir, antes de ser deportado por el estado sionista en noviembre por su presunto apoyo a una campaña de boicot.

Dice que los sitios de protestas a menudo se declaran repentinamente como “zonas militares cerradas”, lo que significa que cualquiera que no se disperse de inmediato puede ser arrestado. El ejército israelí condenó a 4.519 personas por no obedecer esta orden que caducó en junio pasado.

Muchas de las leyes están redactadas en términos generales, dice el periódico, como la orden militar 101, que prohíbe cualquier reunión de más de 10 personas “en las que se pronuncia un discurso sobre un tema político, o que puede interpretarse como político, o para discutir tal tema”, a menos que un comandante militar otorgue permiso. Un abogado israelí le dijo a HRW que no conocía ningún caso en el que se hubiera otorgado dicho permiso.

“La ley militar israelí vigente durante 52 años prohíbe a los palestinos en Cisjordania, libertades tan básicas como agitar banderas, protestar pacíficamente contra la ocupación, unirse a todos los movimientos políticos importantes y publicar material político”, dijo Sarah Leah Whitson, directora ejecutiva del grupo para el región.

“Estas órdenes le dan al ejército carta blanca para enjuiciar a cualquiera que se organice políticamente, se exprese o incluso reporte las noticias de manera que desagraden al ejército”, agregó.

Muchas de las restricciones se anunciaron en los primeros días de la ocupación israelí de Cisjordania desde junio de 1967, un período en el que los juristas generalmente sostienen que el derecho internacional permite la suspensión de ciertos derechos para la preservación del orden público.

“La suspensión de estos derechos durante una semana o un mes interrumpe la vida pública, pero la suspensión durante décadas lo distorsiona fundamentalmente”, dice el informe.

A diferencia de los palestinos, los colonos israelíes en Cisjordania se rigen por el régimen de libertades civiles más sólido de Israel, lo que significa que las personas pueden vivir en el mismo vecindario pero tienen derechos completamente diferentes para protestar o expresar sus opiniones.

“Nada puede justificar la realidad actual en la que, en algunos lugares, las personas de un lado de la calle disfrutan de los derechos civiles, mientras que los del otro lado no”, dijo Whitson.

Fuente: The Guardian