Israel construirá campamentos como preparación para el desplazamiento de ciudadanos palestinos

El Comité de Planificación y Construcción del Distrito de Israel consideró un plan presentado por la Autoridad de Asentamiento Beduino en el Negev que apunta a construir campamentos como preparación para el desplazamiento de 36 mil ciudadanos palestinos. El plan apunta a los residentes árabes palestinos dentro de Israel que viven en aldeas beduinas “no reconocidas” por el gobierno de ocupación israelí.

Esas aldeas a menudo han existido durante cientos de años antes de la creación del estado de ocupación israelí. Sin embargo, insisten en desplazar a sus residentes y reemplazar las aldeas con proyectos de vivienda para los colonos israelíes.

Se ha enviado una carta a nombre del Centro Adalah , junto con el Consejo Regional para los Pueblos No Reconocidos en el Negev pidiendo al jefe del Comité de Planificación y Construcción del Distrito que no acepten el plan.

La carta enfatizó la importancia de rechazar el plan, que es simplemente una herramienta para desplazar a los palestinos de sus hogares y aldeas dentro de Israel. También reiteró que tal acción equivale a una “violación flagrante de los derechos básicos de los ciudadanos palestinos, además del derecho al respeto, la dignidad y la igualdad”.

La carta señalaba que este plan refuerza el sufrimiento infligido a los residentes palestinos de las aldeas no reconocidas, ya que Israel planea desplazarlos con el pretexto de llevar a cabo proyectos gubernamentales. “No es razonable que las autoridades desplacen a decenas de miles de residentes de sus hogares y tierras”, escribieron los firmantes. “[El plan] destruirá una generación completa de niños, mujeres y jóvenes palestinos”.

Según la misiva “las autoridades israelíes están buscando seriamente una cobertura legal para el desplazamiento de los árabes al obtener la aprobación del Comité de Planificación y Construcción del Distrito. No buscan una solución justa y apropiada que mantenga el derecho a vivir con respeto, dignidad y seguridad para los árabes que han estado viviendo aquí durante décadas, si no cientos de años “.

El jefe del Consejo de Pueblos No Reconocidos, Atiyyeh Al-Asam, dijo que “el Consejo rechaza este plan porque su objetivo implícito y explícito es desplazar por la fuerza a los residentes de las aldeas no reconocidas. Creemos que este plan está materializando el espíritu del Plan Prawer [retirado] que se basó en el desplazamiento de decenas de miles de palestinos”.

Fuente: Middle East Monitor