Colonización israelí: No sólo asentamientos sino que también parques naturales en Territorios Palestinos Ocupados

Israel anunció la creación de siete parques naturales, incluyendo arroyos, ríos y una cueva, ubicados en distintas áreas de Cisjordania ocupada, donde también se ampliarán doce reservas ya existentes.

La decisión fue aprobada por el ministro de Defensa, Naftali Bennett, que aseguró que “por primera vez en veinticinco años” se iniciará el proceso para abrir parques naturales en la zona.

“Se trata del comienzo del procedimiento. Cuando finalice, los siete lugares (seleccionados) serán declarados reservas naturales”, concretó su portavoz. Asimismo, se ampliará la extensión de doce parques ya instaurados.

“Fortalecemos la tierra de Israel y continuamos desarrollando los asentamientos judíos en Área C con acciones, no con palabras”, declaró Bennett en referencia al área de Cisjordania bajo control israelí donde se sitúan la mayoría de sus colonias y representa el 60 por ciento del territorio palestino ocupado.

Bennett ya había anunciado la semana pasada la creación de un equipo para impulsar las colonias. Su plan, según informó el diario Haaretz, podría implicar la anexión de facto de algunos territorios palestinos ocupados.

En 1995, los Acuerdos de Oslo dividieron los territorios de Cisjordania en tres zonas: A, bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP); B, bajo control administrativo palestino y de seguridad israelí; y C, controlada íntegramente por Israel.

La división debía ser temporal para dar lugar, en el plazo de cinco años, a un acuerdo global que daría nacimiento a un estado palestino independiente, algo que no ocurrió.

En parte del espacio que engloba el Área C está el Valle del Jordán, una zona fértil y estratégica muy codiciada por las autoridades israelíes. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, prometió anexionarla si consigue seguir en el poder.

Palestina criticó decisión de Israel

En tanto Hanan Ashwrawi, miembro de la Organización para la Liberación de Palestina afirmó que “la decisión del ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, de expandir y crear “reservas naturales” en la Cisjordania ocupada es un flagrante acto de anexión y robo de tierras que viola el derecho internacional y los derechos básicos de los palestinos”.

Agregó que “estas llamadas reservas son la aplicación práctica de la anexión acelerada y de facto de Israel, la apropiación de tierras y la colonización que tiene como objetivo Jerusalén y el Valle del Jordán”.

A jucio de Ashrawi “Bennett no oculta sus intenciones, que son fortalecer y afianzar el régimen de asentamientos ilegales. Este es el mismo régimen que actualmente está siendo revisado por la Oficina del Fiscal de la Corte Penal Internacional porque su establecimiento, expansión y afianzamiento es una violación del Estatuto de Roma. Como tal, el anuncio de Bennett es una afrenta a la Corte Penal Internacional, así como a la comunidad internacional, que rechaza y se opone a la adquisición de territorio por la fuerza”.

Además la dirigente dijo que las politicas de asentamientos y anexión del Valle del Jordán Israel, las realiza en complicidad con Estado Unidos, agregado que esa alianza actúa de manera irresponsable.

“Esta alianza irresponsable está envalentonando a Israel para que se burle del orden internacional basado en normas y para que intente normalizar su comportamiento pícaro y alentar a otros estados pícaros con aspiraciones extraterritoriales a ignorar el derecho internacional con impunidad”.

Para la comunidad internacional, los asentamientos en territorio ocupado no tienen base legal, constituyen una violación del derecho internacional y son un obstáculo para una paz justa y duradera.

Fuente: La Vanguardia