Honduras declaró a Hezbolá como “organización terrorista”, mientras que Colombia sumó también a Hamas

Tras recibir presiones por parte de Estados Unidos e Israel, los gobiernos de Honduras y Colombia declararon al movimiento libanés Hezbolá como una “organización terrorista”. En tanto el gobierno de Colombia adoptó los listados de Estados Unidos y la Unión Europea de personas y organizaciones terroristas, que incluye al movimiento de resistencia palestino, Hamas.

En ese sentido el presidente de Colombia, Iván Duque afirmó durante la II Conferencia ministerial hemisférica contra el terrorismo, que esto permitirá “fortalecer la manera en la que compartimos la información y cómo enfrentamos a esas estructuras y nos permitirá detectar células de Hezbolá, del Estado Islámico o de Al Qaeda”.

“La consecuencia de declarar a estas personas y organizaciones como terroristas es mejorar la cooperación internacional, profundizar el intercambio de información, focalizar los esfuerzos del Estado colombiano en materia de inteligencia, evitar la movilidad de los integrantes de esos grupos, impedir que en el territorio nacional lleguen, transiten o permanezcan esas personas, al igual que fortalecer su persecución judicial y la de la financiación del terrorismo”, afirmó Duque.

En tanto el Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció la decisión durante una sesión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS) de su país, permitiendo “emprender las acciones que se requieran para evitar la presencia del terrorismo en territorio” de Honduras, argumentó el canciller Lisandro Rosales como portavoz del CNDS.

Añadió que la propuesta fue presentada por el presidente Hernández el 8 de diciembre en Miami en la Asociación del Consejo Americano-Israelí y ante Naciones Unidas.

Por su parte, el viceministro de Seguridad, Luis Suazo, explicó que la decisión incluye llevar un registro de personas supuestamente vinculadas “con actos de terrorismo y su financiamiento para facilitar la cooperación nacional e internacional”.

Durante septiembre del año 2019, el Presidente Juan Orlando Hernández llegó a Israel para participar en la ceremonia de apertura de una oficina comercial de su país en la ciudad ocupada de Jerusalén, participando junto al Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, fortaleciendo además la cooperación militar.

Por su parte, el Presidente colombiano Iván Duque, manifestó al comienzo de su mandato que la decisión del gobierno saliente de Juan Manuel Santos de reconocer a Palestina como un Estado libre y soberano no tiene reversa, sin embargo, es uno de los países de América Latina que mayor relaciones económicas y militares tiene con Israel.  

Israel felicita a Colombia y Honduras por declarar a Hezbolá y Hamas “organizaciones terroristas”

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, envió felicitaciones tanto a Colombia como Honduras.

“Felicito a los países que se han unido hoy a Israel y Estados Unidos en nuestra lucha contra el terrorismo internacional. Este es un paso importante. Hago un llamado a otros países para que se unan a este procedimiento”, expresó Netanyahu.

La Oficina del primer ministro israelí señaló que su gobierno ejerció presiones, junto con el secretario de Estado, Mike Pompeo y otros funcionarios, para que varios países de América Latina se unan para declarar al movimiento liderado por Hassan Nazarallah como “terrorista”

Es así como Colombia y Honduras, se unen a Argentina y Paraguay, los cuales el año pasado declararon al movimiento libanés  de resistencia como “ organización terrorista”.

No son “organizaciones terroristas”

Hezbolá, es una organización política libanesa, que tiene un brazo armado, con una importante influencia y popularidad en el país. Su nombre significa “Partido de Dios” y se reivindica islamista chiíta. Desde la década del 90` forma parte de la coalición gobernante y tiene 128 bancas en el Congreso, además de tres ministros en el actual gobierno.

Fue fundado en 1982, producto de la extensión territorial de la revolución iraní de 1979, para combatir la devastadora ocupación israelí del sur del Líbano (cuyo objetivo era eliminar a la resistencia palestina que se encontraba en el suelo libanés y que costó la vida a más de 20.000 civiles).

Por su parte, Hamas, tiene su origen en los primeros días de la Intifada (o levantamiento palestino) de 1987, en contra de la ocupación israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Desde sus comienzos, el grupo tuvo dos  objetivos: por un lado, la lucha por el término de la ocupación militar israelí y por el otro, la misión es construir escuelas y hospitales, brindando así ayuda a la comunidad en asuntos sociales y religiosos. Sin perjuicio de ello, desde al año 2005, la facción islámica adoptó una nueva dimensión, participando de manera activa dentro del proceso político palestino.

En 2006, Hamas alcanzó el poder tras lograr una clara victoria en las elecciones para el Consejo Legislativo Palestino, pero su triunfo electoral no fue reconocido por la Comunidad Internacional, comenzado así un bloqueo ilegal e inhumando en contra de la Franja de Gaza, enclave costero gobernado por Hamas desde aquella fecha.

Fuente: Enlace Judío / Infobae 

Edición: Comunidad Palestina de Chile