Funcionario de la ONU dice que la anexión israelí del Valle del Jordán tendría efectos devastadores

El coordinador especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Medio Oriente, Nicolay Mladenov, expresó su preocupación por los planes israelíes de anexionar el Valle del Jordán ocupado, subrayando que tal medida tendría efectos devastadores en la región.

“La anexión de parte o de toda la Zona C de Cisjordania, si se lleva a cabo, supondría un golpe devastador a las posibilidades de reactivar las negociaciones entre israelíes y palestinos, avanzar en la paz regional y a la esencia de la solución de los dos Estados”, dijo Mladenov.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y su rival en el Partido Azul y Blanco, Benny Gantz, han prometido la anexión del Valle del Jordán, el norte del Mar Muerto y los asentamientos ilegales ubicados en la Zona C de la Cisjordania ocupada si ganan las próximas elecciones del 2 de marzo.

Su llamamiento también fue condenado enérgicamente por la Autoridad Palestina, senteciando que las declaraciones de Netanyahu y Gantz amenazan la paz y la estabilidad en la región.

“Tales declaraciones son un golpe a los fundamentos del proceso de paz que llevaría a la región a una nueva y peligrosa fase de conflicto e inestabilidad”, dijo Nabil Abu Rudeinah.

“La presidencia advierte a todas las partes israelíes que hacen estas declaraciones de sus implicaciones en las relaciones generales palestino-israelíes, incluyendo los acuerdos firmados y las obligaciones mutuas entre las dos partes”, añadió, pidiendo a la comunidad internacional que se mantenga firme contra estas posiciones israelíes “que amenazan la seguridad, la estabilidad y la paz mundial”.

El gobierno palestino también condenó las declaraciones de Netanyahu y Gantz sobre la anexión de partes de la Cisjordania ocupada, advirtiendo que llevarían a la región a “un nuevo ciclo de conflicto que amenazará la paz y la seguridad mundial”.

El portavoz del gobierno, Ibrahim Melhem, agregó que el gobierno ha pedido a los países del mundo, en particular a los que participan en la 50ª sesión del Foro Económico Mundial, celebrada en Davos, Suiza, “que tomen medidas preventivas contra la esperada medida israelí de reconocer el Estado independiente de Palestina en las fronteras del 4 de junio de 1967 con Jerusalén Oriental como su capital, y que sigan el ejemplo de Suecia, cuyo reconocimiento del Estado de Palestina fue un modelo para convertir las posiciones y convicciones políticas en acciones”.

Fuente: Agencia de Noticias Wafa