Expertos afirman que acercamiento a cristianos evangélicos por parte de Israel es “muy peligroso”

El profesor del departamento de Historia Judía de la Universidad de Haifa, Marcos Silber, afirmó que el uso que hace el gobierno de Israel de acercarse al mundo de los cristianos evangélicos genera una división en las comunidades hebreas y destruye la idea del “pueblo Judío”

En ese sentido dijo que “el uso por parte del gobierno israelí de acercar posiciones con el movimiento evangélico, está destruyendo las comunidades judías locales y dividiéndolas, utilizando la extrema derecha a su antojo y destruyendo la idea misma del pueblo judío como un pueblo global”.

Silber organizó una conferencia junto al investigador Michel Gherman de la Universidad Federal de Río de Janeiro, quienes examinaron la historia del cristianismo evangélico y las relaciones entre el movimiento en Brasil, Estados Unidos e Israel.

“La comunidad evangélica podría ser utilizada como apoyo político, pero es muy, muy arriesgado”, agregó Silber.

“Por un lado, estamos ganando algo de apoyo y estamos recibiendo votos en contra en las Naciones Unidas. Pero por otro lado, estamos perdiendo la esencia como judíos”.

En tanto Michel Germán sentenció que “es una ilusión si pensamos que estamos hablando de Brasil aquí. Estamos hablando del pueblo judío. Estamos hablando de Israel y de sionismo. Estamos hablando de estos peligros que Silber acaba de decir… Estamos viendo una situación en la que el pueblo evangélico parece ser más importante para un tipo específico de sionismo que el mismo pueblo judío”.

En Brasil y en los Estados Unidos, Silber dijo que, “estamos viendo una ola donde el mundo evangélico está creciendo. Pero no estoy seguro de que el próximo gobierno sea evangelista de esta manera y siga unido a Israel”.

Gherman agregó que el crecimiento del cristianismo evangélico podría desencadenar una reacción antisemita.

Tanto Silber como Gherman en un comunicado conjunto dijieron que “estamos poniendo esto sobre la mesa, y los responsables políticos son los que tienen que tomar una decisión sobre qué hacer a continuación. Somos muy escépticos de que nuestros líderes tomen esto en serio y no sólo lo vean como una herramienta para conseguir más votos en la ONU o unos pocos dólares más”.

“Hay que pensar en el sionismo y en el Estado de Israel, no sólo en la ayuda evangélica… Hay que pensar en los riesgos y en esta idea de adoptar este tipo de corrientes sin tener que pensarlo dos veces”, dijeron en el comunicado de prensa.

Fuente: J Post