Carta de la Comunidad Palestina de Chile en La Tercera: No es antisemitismo

Días atrás y tras recibir un regalo de la Comunidad Judía de Chile, el diputado, Gabriel Boric publicó un mensaje que junto con agradecer el gesto les solicitó que “podrían partir por pedirle a Israel que devuelva el territorio palestino ilegalmente ocupado”, respondió tajante el parlamentario mediante sus redes sociales

El comentario de Boric generó diversas reacciones en el cibermundo. Mientras algunos apoyaron su interpelación, otros apelaron a que estaba fomentando el antisemitismo.

Es por eso que la Comunidad Palestina en carta al director del diario La Tercera, explica que calificar como “antisemita” a quienes denuncian la violación de los derechos del pueblo palestino, se ha transformado en un arma política para acallar a quienes se atreven a criticar a Israel, tratando de ocultar la cruenta, ilegal e interminable ocupación de Palestina”.

A continuación la misiva completa publicada por el citado diario.

SEÑOR DIRECTOR

En su reciente columna, Gabriel Zaliasnik califica de “antisemita” la reacción del diputado Gabriel Boric frente a un obsequio de la Comunidad Judía de Chile entregado a él y otras autoridades. El diputado respondió que primero dicha comunidad debía exigir a Israel devolver los territorios palestinos ilegalmente ocupados. Ante ello dicha organización acusó a Boric de culpar colectivamente a los judíos chilenos por las acciones de Israel.

Calificar como “antisemita” a quienes denuncian la violación de los derechos del pueblo palestino, se ha transformado en un arma política para acallar a quienes se atreven a criticar a Israel, tratando de ocultar la cruenta, ilegal e interminable ocupación de Palestina. Resulta sorprendente que se pretenda equiparar una solicitud de respeto al Derecho Internacional con manifestaciones de odio, a menos que se esté postulando que Israel debe estar exento de su cumplimiento.

Cada vez más, valiosas voces judías se manifiestan contrarias a la ocupación israelí en Palestina, llamando a que Israel acate el orden jurídico internacional y ponga fin a su ocupación y colonización en territorios palestinos. Según el criterio que se nos pretende imponer, ellas también incurrirían en ‘antisemitismo’. ¿Es razonable pensar que ellas o el diputado Boric estén motivados por el odio hacia los judíos?

Resulta muy importante distinguir entre la hostilidad o los prejuicios contra los judíos por un lado y las críticas legítimas a las políticas israelíes y el sistema de injusticia, por el otro. En ningún caso se puede pretender hacer equivalentes las críticas legítimas a Israel y la defensa de los derechos palestinos, con antisemitismo. Esta equivalencia socava tanto la lucha palestina por la libertad, la justicia y la igualdad, como la lucha global contra el antisemitismo.

Manuel Hasbún Zaror

Comunidad Palestina de Chile