Autoridad Palestina no descarta presentar acciones judiciales contra empresas que operan en territorios palestinos ocupados

El primer ministro de Palestina, Muhammad Shtayyeh, acogió hoy con satisfacción la publicación por parte del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la base de datos de las empresas que operan en los asentamientos ilegales israelíes en la Palestina ocupada y pidió a estas empresas que cierren sus sucursales en los asentamientos, afirmando que serán “perseguidas legalmente”.

“La publicación de la base de datos de empresas en los asentamientos israelíes es un paso para poner al descubierto los asentamientos y los intentos de legalizarlos, así como para aplicar las resoluciones internacionales que los rechazan, en especial la decisión de la Corte Internacional de Justicia que dictamina sobre la ilegalidad de los asentamientos construidos en Cisjordania, Jerusalén y los Altos del Golán, y la necesidad de adoptar una posición clara al respecto”, dijo en un comunicado.

Shtayyeh pidió a las empresas que cierren inmediatamente sus oficinas y sucursales en los asentamientos ilegales israelíes, cuya existencia viola las leyes internacionales y las resoluciones de la ONU.

“Perseguiremos legalmente a las empresas que figuran en el informe a través de las instituciones jurídicas internacionales y a través de los tribunales de sus países, por su papel en la violación de los derechos humanos, y exigiremos una compensación por el uso ilegal de nuestras tierras ocupadas y por realizar actividades económicas en nuestras tierras sin someterse a las leyes palestinas y sin pagar impuestos”, agregó.

Shtayyeh propuso considerar la posibilidad de trasladar las fábricas y sucursales de estas empresas a ciudades y pueblos palestinos si quieren rectificar su situación.

Fuente: Agencia de Noticias Wafa