“Acuerdo del Siglo” anexará todos los asentamientos ilegales en Cisjordania

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó su plan de paz llamado “Acuerdo del Siglo”, que establece entre sus principales puntos que Jerusalén Ocupada será la “capital indivisible de Israel” y además reconocerá a los asentamientos ilegales como parte del estado de Ocupación.

Desde la Casa Blanca, Trump , junto al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu afirmaron que pretenden otorgar un nuevo camino al conflicto , por lo que su propuesta se erige como un mapa conceptual que ilustra el compromiso territorial que están dispuestos a negociar con Palestina. 

El plan además exige el reconocimiento de los asentamientos israelíes en Cisjordania, a cambio de una congelación por cuatro años de la colonización en territorio palestino, indicó Trump.

Trump también afirmó que Estados Unidos abrirá con orgullo una embajada en la nueva capital palestina, que será Jerusalén Oriental. 

Según el mandatario, el plan generaría 50 mil millones de dólares en nuevas inversiones comerciales en Palestina y que “si se ejecuta bien” podría crear un millón de nuevos empleos palestinos.

Al llamar su propuesta una “oportunidad histórica” para que los palestinos logren un estado independiente, Trump agregó, “esta podría ser la última oportunidad que tendrán”.

“Los palestinos están en la pobreza y la violencia, explotados por aquellos que buscan usarlos como peones para promover el terrorismo y el extremismo. Se merecen una vida mucho mejor”, manifestó.

“Este es un desarrollo sin precedentes y altamente significativo”, dijo Trump.

La reunión de alto perfil entre Trump y Netanyahu fue vista como un esfuerzo para apuntalar las perspectivas electorales de Netanyahu, mientras compite contra su rival Benny Gantz, por la reelección en las elecciones previstas para principios de marzo. 

El primer ministro palestino, Mohamed Shtayeh, dijo que los palestinos han rechazado el llamado acuerdo del siglo porque “no es más que un plan para acabar con la causa palestina”.

Shtayeh dijo que el plan solo tenía la intención de proteger a Trump y a Netanyahu de los desafíos políticos y legales que enfrentan actualmente. 

Fuente: Telesur